Por Hugo Cuello

El European Foreign Policy Scorecard 2013 cumple una semana de publicación y ya podemos ver algunas reacciones que se han tenido en los diferentes países. Como trata el Wall Street Journal en un excepcional artículo, la revisión del Scorecard se ha convertido en una tradición entre los analistas de política exterior, y hace que algunas cuestiones llamen especialmente la atención de los medios de comunicación y otros expertos. Como afirma Le Monde, el Scorecard sigue siendo una herramienta útil para la evaluación de la diplomacia europea y, como Lluís Bassets señalaba en El País, “permite entrar en detalles y calibrar las dificultades para coordinar las políticas exteriores y construir una política exterior común tal como la establece el Tratado de Lisboa”.

La aparente sorpresa de que a pesar de las políticas de austeridad y la duración de la Crisis del Euro, la política exterior europea no se ha desmoronado tanto como se esperaba ha calado en los medios. Aunque no ha habido grandes actuaciones como en Libia, ha mantenido unas relaciones exteriores a un nivel aceptable.  También se ha considerado como una palmadita en la espalda a la organización exterior de la UE, en especial al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), del que el Scorecard señala que sale del difícil periodo de los primeros años de nacimiento para empezar a ser un actor más significativo en 2012. En particular, porque ha aprendido a jugar diferentes roles, compartiendo competencias con los Estados Miembros en la ONU o apoyando a los estados fuertes en las negociaciones con Irán. Se señala también que el SEAE ha sido capaz de maximizar el poder de negociación de los estados en las conversaciones con Rusia, o convertir a las embajadas de la UE en espacios clave en países donde la Unión es el mayor donante.

Otra cuestión que también ha llamado la atención de los medios es que el eje franco-alemán no actuó como conductor central de las iniciativas de política exterior en 2012, y que han sido pequeños países los que han marcado la diferencia. En especial un gran número de medios de Suecia, algunos medios de Holanda y Polonia han resaltado el papel que el Scorecard muestra sobre la influencia que sus países han tenido en política exterior europea. Hasta el propio Ministerio de Exteriores sueco señaló orgulloso en una nota pública, en blog personal del Ministro y hasta en su cuenta de Twitter lo que el Scorecard decía sobre Suecia. Por otro lado investigadores de ECFR han destacado el papel que el Scorecard da a Reino Unido en medios como CNN o Le Monde.

Aunque no todo son buenas noticias. Desde Turquía se habla de cómo el Scorecard muestra la continuidad de las dificultades en las relaciones bilaterales con la UE, mientras que Grecia se castiga, junto con Chipre y Eslovenia, por no contribuir de forma constructiva a la política exterior europea como el propio Scorecard trata. Sobre España, Bassets señala que “la ausencia de protagonismo e iniciativa de un país de las dimensiones de España, que hizo aportaciones sustanciales a las políticas europeas desde la adhesión, es un hándicap más que lastra la política exterior común y contribuye al suspenso europeo”.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s