An election official tallies votes in Amman, Jordan

Por Jose Piquer

Jordania celebró elecciones parlamentarias el pasado 23 de enero con un resultado favorable a los grupos leales al rey Abdullah II. Estas elecciones forman parte del programa de reforma gradual auspiciado por el monarca jordano, quien disolvió el parlamento a finales de 2012 y convocó nuevos comicios tras las protestas ciudadanas en favor de cambios políticos más profundos.

Estos comicios han dejado algunos interrogantes sobre el futuro del país, la influencia de la llamada ‘Primavera Árabe’ en Jordania y el impacto de la crisis de Siria en la sociedad jordana. Julien Barnes-Dacey, senior policy fellow del Programa de Oriente Medio y Norte de África en ECFR, considera en Does Jordan’s election change anything? que tras las elecciones, Jordania se enfrenta a dos retos cruciales: lidiar con los efectos del conflicto en Siria y con las consecuencias de una economía con graves problemas.

Por un lado, la guerra en Siria ha dejado ya alrededor de 300.000 refugiados en Jordania, lo que en opinión de Barnes-Dacey ha supuesto una carga económica para el país. A su vez, el autor prevé que esta oleada de refugiados tenga consecuencias políticas de calado en los próximos meses. En cuanto a los problemas económicos, el próximo gobierno deberá implementar un programa de ajuste económico que forma parte de las condiciones asociadas al préstamo de 2.000 millones de dólares otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que, entre otras medidas, contempla un aumento en los precios de la electricidad y ajustes en el sector público. Los recortes de los subsidios energéticos ya produjeron protestas en las calles el pasado noviembre y es previsible que una nueva oleada de recortes genere más conflictos.

En especial, si consideramos que el resultado de estas elecciones ha defraudado a muchos actores. Los grupos opositores, principalmente los Hermanos Musulmanes y el Frente de Acción Islámica, las calificaron de fraude y los observadores internacionales reconocieron que, a pesar de las mejoras detectadas frente a elecciones pasadas, todavía existen irregularidades y defectos importantes como el tamaño desigual de los distritos electorales y un sistema electoral que amplifica el peso de las afiliaciones familiares, tribales y nacionales. Además, actores internacionales como la Unión Europea han tenido dificultades para ejercer una presión colectiva y unificada en favor de más reformas políticas en Jordania, de acuerdo con el último informe de ECFR sobre la región y el análisis de Hélène Michou en el blog de ECFR.  

Así, según Julien Barnes-Dacey, el rey Abdullah II se enfrenta al dilema de continuar con una reforma política más profunda e inclusiva, lo que en cualquier caso supondría debilitar su posición, o mantener su poder actual, lo cual podría derivar en otro año de conflictos y protestas.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s