EUUSFlags

Durante su segundo mandato, Barack Obama se enfrenta a numerosos retos en política exterior y de seguridad. En ese contexto, Europa continúa siendo un aliado estratégico, según concluyeron el pasado martes los ponentes del seminario ‘Las relaciones EU-EE.UU: Expectativas ante la nueva administración norteamericana’, organizado por el Real Instituto Elcano en Casa América. La mesa redonda fue moderada por Ana Palacio, ex ministra de Asuntos Exteriores y miembro del Consejo del European Council on Foreign Relations (ECFR), y contó con la participación de John Bruton, ex primer ministro de Irlanda y ex embajador de la UE en Washington y de Alan D. Solomont, embajador de los Estados Unidos de América en España

Durante el seminario se destacó la importancia crucial de la relación trasatlántica tanto en el ámbito económico como en el estratégico y de seguridad. John Bruton y el embajador Solomont destacaron los beneficios de un potencial acuerdo de libre comercio. En este sentido, se da la paradoja de que a pesar de representar los dos mayores bloques comerciales en el mundo, todavía no ha sido posible firmar un acuerdo conjunto de libre comercio como ha sucedido con otros socios.

Pero en un momento en que Estados Unidos está virando su atención hacia la región Asia-Pacífico conviene preguntarse también qué podemos esperar de esta alianza en un mundo crecientemente ‘post-Americano’. Así, Jeremy Shapiro y Nick Witney -Senior Policy Fellows de ECFR- consideran en su trabajo ‘Towards a Post-American Europe: A Power Audit of EU-US Relations’ que el funcionamiento de la relación transatlántica depende de la aparición de una ‘Europa post-americana’, pues hasta la fecha esta relación ha sido venerada como un fin en sí mismo antes que por lo que puede ofrecer de manera específica. Ello ha generado una suerte de relación fetichista desde el punto de vista europeo que ya no funciona en este nuevo contexto.

Un contexto que, como afirmó Ana Palacio, exige acuerdos multilaterales cruciales, por ejemplo, con relación al cambio climático, un ámbito en el que no está claro que Europa y Estados Unidos conciban el multilateralismo de la misma forma. De acuerdo con Shapiro y Witney, la relación nunca volverá a ser como fue durante la Guerra Fría, pero hay razones para pensar que puede perdurar en el tiempo y ofrecer a ambos socios enormes beneficios. Ese futuro y el éxito de la alianza trasatlántica dependen en gran medida de Europa, de una Europa que pueda hablar con una única voz, que tenga sus intereses claros y que pueda contribuir a objetivos comunes de manera efectiva.

Anuncios

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s