2010_1014_clinton_ashton_m

Por Hugo Cuello

Tras las elecciones estadounidenses, los conflictos en Oriente Medio, las votaciones en la ONU, y las reformas de la Constitución egipcia, algunos se habrán preguntado ¿Qué está haciendo Europa en el mundo últimamente? Hillary Clinton ha debido preguntarse lo mismo, y ha decidido venir a descubrirlo, ya que esta semana ha comenzado su 38º visita por Europa. Aunque quizás se sorprenda de la respuesta.

La Crisis del Euro se ha convertido en un punto de inflexión para las relaciones de la UE con sus socios estratégicos más relevantes. La recesión en Europa está minando la confianza de sus socios en el proyecto europeo, creando una gran inquietud desde Washington hasta Delhi. Mientras, se presentan nuevos focos geopolíticos para Estados Unidos, cuyo posible futuro libre de dependencia energética le permitirá centrarse enteramente en el Pacífico. Una vez más, es Estados Unidos y no Europa la que dirige la agenda en respuesta a los nuevos y viejos retos del globo, y a nadie en Europa parece preocuparle. Ni siquiera a la Alta Representante Catherine Ashton, que parece haber forjado una buena relación de entendimiento con Hillary Clinton. Quizás por ello, Ashton en su declaración sobre Palestina más bien parecía un miembro de la Administración Obama que la representante de la mayoría de los Estados europeos, usando un lenguaje diplomático incluso más ambiguo de lo que nos tiene acostumbrados, por no decir que directamente apoyó represalias “proporcionales” por parte de Israel.

Pero como señala en CNN’s blog Hans Kundnani, director editorial de ECFR, el segundo mandato de Obama puede alejar más a América de Europa. El hecho de que EEUU redireccione su foco hacia Asia implica que Europa deberá aceptar más responsabilidad en resolver los problemas de su vecindario. Además, tendrá que decidir que rol tomará a la hora de apoyar a EEUU y sus aliados en Asia en contraposición a China. En todo esto, señala Kundnani, el rol de Alemania es crucial y a la vez problemático. Las políticas de austeridad que el gobierno adopta, unido al poco gusto que tienen en el país al hard power, hace pensar que muchos alemanes en realidad quieren que Europa se comporte como una gran Suiza, mientras otros consideran dejar el papel de seguridad a Gran Bretaña y Francia. Además, el repentino buen entendimiento de Alemania con China despierta recelos dentro y fuera de Europa, y el bloque en su conjunto podría verse cada vez más alejados de la potencia americana.

Por otro lado, el papel de Francia también merece un nuevo análisis, como señala el investigador de ECFR Richard Gowan, en World Politics Review. Aunque suene anómalo, Francia está tomando un papel clave en la ONU, algo que en parte irrita a EEUU. Aunque las políticas de austeridad han reducido su participación en operaciones de paz, su alianza con Gran Bretaña en el Consejo de Seguridad le ha permitido tomar un papel relevante en los debates de estos dos últimos años. Muchos diplomáticos consideran que la influencia de Francia y Gran Bretaña hizo a EEUU participar en la guerra de Libia. Además hay que de destacar sus roles en la intervención en Costa de Marfil y en la batalla diplomática sobre Siria, aunque no consiguieran imponerse a Rusia y China. Además, Francia sigue orquestando la respuesta internacional al colapso de Mali, aun con grandes diferencias con EEUU sobre la intervención, y fue uno de los mayores apoyos para la entrada de Palestina en la ONU.

Pero la segunda Administración Obama puede ser más escéptica con las propuestas francesas, cuyos roces ya se dejan ver en temas como el Congo o Ruanda. Además, otros países europeos como Alemania se preocupan de que Francia presione en la ONU en temas que no están consensuados en Bruselas, como el de Palestina (algo que hace perder mucho tiempo y capacidad de presión hacia el resto de los países no occidentales). Pero si Europa sigue perdiendo peso en el mundo, Francia y Alemania encontrarán su propio camino. Aunque, señala Gowan, el resto de europeos pueden beneficiarse si todos los países actúan tan sutilmente como Francia.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

»

  1. […] su parte, Europa al contrario que EEUU todavía no ha decidido cómo responder al redireccionamiento del foco hacia Asia. Como señala el ECFR Scorecard 2013,  la UE publicó en […]

  2. […] importantes países europeos estén buscando su propio camino al margen de la UE y que algunos socios estratégicos se acostumbren a que la Crisis del Euro sea […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s