Por Hélène Michou

Algunos dicen que nació muerto. Otros lamentan una infancia plagada de dificultades o un crecimiento atrofiado y profesan poco optimismo por sus años de adolescencia. Otros hablan de un cementerio de elefantes. Haga su elección. Pero si bien es innegable que la Unión por el Mediterráneo (UpM) ha pasado sus primeros años tropezando a ciegas, perjudicado por estancamientos políticos por un lado y asediada por incapacidades institucionales por otro, eso sí, ha sobrevivido hasta ahora. Según su nuevo Secretario General, Fathallah Sijilmassi: “basta de hablar, el verbo ‘hacer’ debe entrar en fuerza. Igual que 2013 para los creyentes del zodiaco chino será el año de la serpiente, para los seguidores del credo de la UpM, 2013 será “el año de los proyectos.” 

Escuchando a Sijilmassi y su equipo de subdirectores extenderse durante un reciente encuentro con think tanks  en su sede de Barcelona, es fácil llevarse la impresión de una organización en pleno brote de crecimiento: las seis principales líneas de trabajo están desarrolladas; la maquina parece bien engrasada con fondos de sobra para proyectos; y el Secretariado se ve fortalecido tras una limpieza de su propio patio. De hecho, la renovación de la copresidencia asumido por la UE y Jordania (en consonancia con uno de los valores fundamentales tan alabados por la UpM – la copropiedad), ha permitido a la UpM superar el estancamiento institucional representado por la asociación entre Sarkozy y Mubarak.

Tras la primavera árabe, el carácter inclusivo de la UpM es esencial para la cooperación Norte-Sur y una condición sine qua non de cualquier cooperación euro-mediterránea. La decisión de los 43 miembros de apoyar el proyecto estrella de 450 millones de euros para una planta de desalinización en Gaza es una prueba de que la cooperación intrarregional puede superar los conflictos políticos.

Ahora comparemos esta versión normativa con la realidad un poco más cruda de la situación: una organización con unos gastos básicos inflados a casi 7 millones de euros al año, inversiones del BEI por valor de €50 millones y de la Comisión de la UE de €90 millones, pero todo eso sin que la UpM pueda mostrar un balance general positivo al día de hoy. Aunque no se quiere presentar como banco de inversiones ni agencia de desarrollo, la UpM reconoce que hay “mas dinero que proyectos” – lo cual deja entender que una posible salida de este atolladero sería verter dichos fondos en una cooperación técnica eficaz y sostenible. Por eso, la tarea principal de la UpM, por muy incrédulo que parezca casi cinco años después de su fundación, sigue siendo la necesidad de definir sus objetivos, esbozar su modus operandi, y moderar su retórica grandilocuente.

Más pragmatismo y menos ambición. Tal vez el futuro de la UpM sea como una organización más parecida a la OCDE que la OSCE (de las misiones colectivas en defensa por ejemplo se encarga otra coalición, más ágil y menos ‘top’heavy’, el grupo 5+5). La prueba, como dice el refrán inglés, está en el “pudding”. Si la iniciativa “Med for Jobs” de la UpM prevista para el año 2013 comienza a generar empleo para los jóvenes en el norte de África, si la iniciativa MED SOLAR complementa (y no meramente duplica) el proyecto DESERTEC, si el proyecto LOGISMED facilita los flujos de mercancías en toda la región, y si el tramo final de la autopista Trans-Magrebi (22 km entre Marruecos y Argelia) se construye, entonces la UpM podrá finalmente responder sus críticos.

Pero hasta que se pegue este estirón de adolescente la UpM permanecerá en la sombra de otras coaliciones más dinámicas e iniciativas bilaterales más eficaces frente a los impasses políticos de la región.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Un comentario »

  1. chaska dice:

    ¿Y cuando piensas que va a llegar a ser mayor de edad?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s