Nuestra compañera de ECFR Madrid, Hélène Michou publicó en el blog de ECFR  un interesante análisis sobre la situación de los medios de comunicación en Jordania en el apoyo que la Unión Europea les brinda. Ha sido un ejemplo claro de una acción correcta, pero con el mensaje inadecuado en el momento inoportuno

La cuestión viene relacionada con el anuncio de la semana pasada por parte de la UE de un nuevo paquete de 9 millones de euros de apoyo a los medios de comunicación jordanos. Desafortunadamente, el anuncio se publicó el mismo día que el Rey Abdullah firmó una controvertida ley de medios cuyos críticos afirman que controlará la libertad de expresión online. Y aunque se podría pensar en una estrategia de la UE sobre la casualidad de la fecha, la realidad es que el comunicado europeo no menciona en ningún momento esta ley restrictiva, sino que elogia la voluntad permanente de Jordania de apoyo a la sociedad civil.

La nueva ley requiere que las publicaciones electrónicas necesiten obtener una licencia del Departamento de Prensa y Publicación, y permite a las autoridades bloquear o cerrar sitios sin licencia. Y no es sino la última de una serie de restricciones a la libertad de los medios de comunicación (el artículo 49 de la Ley de Publicaciones y Prensa ha sido enmendada ya hasta seis veces). Human Rights Watch también ha condenado este último paso, señalando que “el Gobierno ya está utilizando las leyes existentes para perseguir a opositores y críticos”.

Por supuesto,  el evento provocó un intento colectivo de protesta, con la participación de un apagón de Internet a finales de agosto por parte de muchos sitios web y medios de comunicación online. Su frustración se deriva de la doble moral en el discurso del Rey en el contexto de la Primavera Árabe y las nuevas promesas de transparencia y libertad.

En este caso, como señala la autora, la UE debería garantizar que el apoyo viene junto con una evaluación más realista de los últimos movimientos del rey. De lo contrario la UE corre el riesgo de contravenir los principios fundamentales de la revisada política de vecindad, como los conceptos de “deeper democracy”, “more for more” y el nuevo enfoque del apoyo presupuestario. Porque el anuncio del paquete de apoyo de los medios de Jordania se parece a esos “buenos viejos tiempos” de pura fachada, tomando a Jordania como un “reformador gradual”  según la estrechez de miras de la Comisión. Y así Europa corre el riesgo, como señala Hélène, de repetir los mismos errores del pasado.

 

About these ads

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Un comentario »

  1. […] tribales y nacionales. Además, actores internacionales como la Unión Europea han tenido dificultades para ejercer una presión colectiva y unificada en favor de más reformas políticas en Jordania, […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s