La última publicación de ECFR, Lebanon: Containing spillover from Syria, sostiene que Europa debería utilizar su influencia para apoyar los esfuerzos encaminados a forjar un consenso político y aliviar las tensiones del Líbano provocadas por la guerra en Siria. ¿Cómo Europa puede ayudar al Líbano para evitar el caos? Las sanciones contra Hezbolá no son el camino a seguir, sostiene el autor, Julien Barnes-Dacey.

Tras más de un año de conflictos en Siria, Líbano – quien comparte una frontera de 375 Km. de largo con Siria- es cada vez más vulnerable. La guerra civil en Siria está ampliando las divisiones libanesas, alimentando la militancia y provocando inestabilidad regional. Siria está cambiando el equilibrio de poder libanés, y facilitando la tarea a aquellos que intentan debilitar a Hezbolá.

Por el momento, los principales actores políticos – en particular Hezbolá – tienen la intención de prevenir los conflictos. No obstante, se enfrentan a un período de inestabilidad prolongada que, en el peor de los casos, podría llevar al país al abismo.

Europa debería – en contraste a la política de EE.UU. – seguir hablando con Hezbolá con el fin de disipar los temores acerca de una conspiración internacional contra el movimiento y contener sus instintos más incendiarios. Al mismo tiempo, Europa debe ofrecer apoyo continuo hacia el fortalecimiento del país en el sector económico y de seguridad, así como ayudar con la crisis humanitaria provocada por la afluencia de refugiados sirios.

La Unión Europea debe rechazar los recientes llamamientos de los ministros de Asuntos Exteriores británico y holandés a las sanciones de la UE sobre el ala militar de Hezbolá. La presión europea sobre Hezbolá en este momento podría provocar una respuesta ofensiva. Incertidumbres actuales no debe ser vistas como una oportunidad para debilitar a Hezbolá – y por extensión a su patrón Irán.

¿Qué debe hacer Europa?

  • Hablar con todas las partes: los Estados europeos deben ofrecer un firme apoyo a la política de consenso dirigida a suavizar las tensiones. Esto requerirá que Europa se desmarque de la política de EE.UU. en Líbano.
  • Centrarse en la seguridad: los estados europeos deben apoyar los esfuerzos encaminados a fortalecer la capacidad institucional del Líbano para resistir la peligrosa escalada de conflictos. Esto debería incluir un mayor apoyo a las Fuerzas Armadas Libanesas (FAL) así como un compromiso con la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (FINUL).
  • Usar inteligentemente las herramientas económicas: Europa debe canalizar la ayuda económica hacia el norte del país y resistir la presión para sancionar a los bancos libaneses.
  • Ayudar con la crisis humanitaria: El enorme flujo de refugiados sirios pueden desestabilizar el tejido económico y social del Líbano. Europa debe ayudar a compartir la carga de esta crisis humanitaria.

“Líbano puede superar el reto de la desestabilización. Sin embargo, Europa debe hacer todo lo posible para apoyar este proceso. Su apoyo, la presión, y el diálogo con todas las partes pueden actuar como una fuerza para la estabilidad y la reforma positiva”-. Julien Barnes-Dacey

Puede leer la publicación completa aquí.

Además, Julien Barnes-Dacey ha publicado recientemente en The New York Times:Keeping the Lid on Lebanon”.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s