Firma invitada: Nick Witney

Continúan contabilizándose los votos de las elecciones presidenciales egipcias. Sin embargo, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas – SCAF – ha efectuado un golpe de estado blando por el cual ha declarado la disolución de la Asamblea Nacional, y se ha otorgado la potestad sobre poder legislativo y el presupuesto. Habida cuenta de sus alianzas con el Tribunal Constitucional tiene derecho de veto sobre cualquier nueva constitución y, en efecto, ha reimpuesto la ley marcial. Ahora ya casi no importa quién ‘ganará’ las elecciones presidenciales.

Para Europa, esta contrarrevolución supone una prueba para ver si realmente hemos aprendido las lecciones de los levantamientos árabes; para poner toda nuestra buena voluntad, como hemos prometido, y posicionarnos al lado de los demócratas. Por supuesto, una acción militar exterior es impensable, pero Europa puede realizar una influencia económica, si así lo decide.

Esto no estaba previsto. El SCAF se había presentado como un guardián de la revolución después de la expulsión en febrero de 2011 del presidente Mubarak. Las elecciones de la Asamblea Nacional siguieron adelante sin interferencia militar, otorgando una triunfal victoria a los partidos islamistas (Hermanos Musulmanes y salafistas). Y hasta hace un par de semanas, se preveía que el SCAF entregaría el poder al partido elegido poco después de la finalización de las elecciones presidenciales. Estas expectativas propiciaron que la UE haya estado trabajando con socios internacionales para enviar mil millones de dólares para asistencia macroeconómica.

Las últimas maniobras militares han socavado las perspectivas de una transición democrática de Egipto. El SCAF se ha revelado como heredero de Mubarak, más interesado en preservar sus propios intereses – el complejo militar-industrial controla entre un 5 y un 30% del PIB de Egipto – que en garantizar un gobierno democrático para Egipto.

En los malos viejos tiempos, Europa probablemente se habría persuadido a sí misma de vivir con el regreso de la dictadura militar, en interés de la “estabilidad”. El SCAF, después de todo, es sólo un viejo amigo de Mubarak (Mubarak se refirió a su candidato presidencial, el ex general Ahmed Shafiq, como su “tercer hijo”), y Europa habría terminado ayudándolo a mantenerse en el poder durante más de treinta años. Pero tras la primavera árabe y el posterior examen de conciencia en Bruselas y otras capitales europeas, la UE está encaminada al cambio. A partir de ahora, todos los estados miembros han convenido ayudar únicamente a aquellos que realmente están llevando a cabo la reforma democrática.

Así pues, Europa se enfrenta a una prueba crítica de su nueva política basada en principios democráticos. Nadie sabe cómo evolucionarán los acontecimientos en los días y semanas venideros: ¿Quién va a “ganar” las elecciones presidenciales?, ¿cómo van a reaccionar los Hermanos Musulmanes?, ¿volverá la revolución a la plaza Tahir? Las últimas medidas del SCAF son completamente incompatibles con un proceso de evolución democrática, y carecen de toda legitimidad. No puede existir un paquete de ayuda macroeconómica hasta que la hoja de ruta para una transición rápida hacia un gobierno democrático haya sido restablecida – y esta vez, no esté abierta a la subversión militar.

Europa – la Unión Europea y sus Estados miembros-deben decirlo ahora mismo, en voz alta y al unísono

Consulte el artículo original en inglés aquí

About these ads

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Un comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s