Por Javier García Toni

La semana pasada se celebró en Bruselas el seminario The Situation of the News Media in Russia and the Eastern Partnership Countries, coorganizado por el Parlamento y la Comisión Europea. ECFR Madrid, por medio del que escribe, estuvo presente entre más de un centenar de participantes venidos de toda la Unión, de Rusia, de Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania.

Tras dos días de interesantísimas ponencias de responsables de las instituciones europeas (desde el Servicio Europeo de Acción exterior hasta los propios Parlamento y Comisión, incluyendo al Comisario Europeo de Vecindad, Stefan Fülle), periodistas y miembros de la sociedad civil y de las asociaciones de prensa de los países que forman la vecindad oriental más Rusia, el sabor que queda es terriblemente agridulce. Los testimonios en primera persona de los periodistas bielorrusos, ucranianos, rusos, moldavos, azerbaiyanos, etc., son desgarradores. Ninguno de los países que componen la vecindad oriental (ni tampoco Rusia) gozan de un entorno libre en el que ejercer el periodismo y el derecho a la información con libertad y garantías.

En Europa este tema preocupa y mucho, como demuestran las múltiples resoluciones que el Parlamento Europeo ha sacado al respecto. Sin embargo, más allá de las resoluciones, la realidad es que el margen de actuación es estrecho. La condicionalidad, la conocida estrategia ‘more for more and less for less‘ (que entiende que cuanto más se avance hacia libertades y democracia más se puede esperar recibir de Europa y viceversa) no ha logrado provocar los cambios de gran calado que se necesitan.

Con respecto a la política exterior europea, lo que ECFR lleva por bandera allá donde va, tuvimos la oportunidad de escuchar a Viorel Ursu, del Open Society Institute de Bruselas, dando una nota de pesimismo: “cuanto más sé de la política exterior europea más pesimista soy“. Sobre la Política Europea de Vecindad, añadía, no se debe pensar como un objetivo en sí mismo, sino como una política interna de los Estados de la vecindad oriental que permita su cambio y transformación hacia sociedades libres, democráticas y abiertas. ¿La fórmula mágica? A su juicio es la condicionalidad y los incentivos, el ya mencionado ‘more for more and less for less’.

¿Libertad de prensa en Rusia? Hoy por hoy, una quimera. ¿Capacidad real de la UE para influir en la política interna de los Estados propiciando una transformación hacia sociedades libres? Si no otra quimera, sí más bien escasa -con la excepción de aquellos países que sí mantienen el horizonte de adhesión a la Unión como objetivo, es decir, Ucrania y Georgia-.

Una fantástica iniciativa que acerca realidades que, pese a la cercanía geográfica, nos resultan sorprendentemente lejanas. Bravo por aquellos que se juegan el tipo tratando de denunciar los abusos y atropellos de las autoridades y bravo por nosotros si, haciendo todo lo que esté a nuestro alcance, somos capaces de echarles una mano.

___________

Más información sobre las relaciones de la UE con Rusia y los países del este: ECFR Wider Europe Programme.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Un comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s