Por Marisa Figueroa

Escribía George Soros el pasado 7 de junio que ahora sí que es evidente que la principal causa de la crisis del euro es la renuncia de los estados miembros a imprimir moneda y delegarla al BCE. Al parecer ellos no entendieron lo que ello implicaba, ni tampoco las autoridades europeas. Luego vino la crisis del 2008 y la necesidad de algunos gobiernos de pagar las deudas de sus bancos, lo que motivó que Europa se dividiera entre los países prestadores y deudores. ¿Cuál es la dinámica que se produce tras esta situación?  Los países prestadores están cobrando el margen de ajuste a los deudores, mientras el “centro” niega su propia responsabilidad con tales desequilibrios. En los 80, Latinoamérica sufrió la década pérdida y la misma suerte puede sucederle a Europa.

Al comienzo de la crisis una ruptura del euro era algo inconcebible, ahora no es improbable. Según Soros, las autoridades europeas tienen una ventana de 3 meses para corregir los errores y revertir la situación. Se deben corregir los problemas de banca y deuda soberana simultáneamente sin desatender la reducción en las divergencias y la competitividad. La eurozona necesita –dice- una  unión bancaria, aunque este tema sea el principal obstáculo y divergencia con Alemania, y una autoridad fiscal europea que puede reducir los límites de deuda de la periferia. Dependemos de que Alemania decida emprender un liderazgo responsable sobre la base de su propio éxito.

¿Será sostenible y duradera la posición española sobre la eurozona?

Esta pregunta se la hace hoy Wolfgang Munchau hoy en Financial Times. Cree que los líderes europeos deberían centrarse primero en la unión bancaria porque es lo más importante y más urgente para una unión fiscal. Lamentablemente, tal procedimiento llevará varios meses. No obstante ello, los líderes europeos deben ser conscientes de que esta vez el mundo los está observando. No se trata sólo de que el Consejo Europeo proponga un “acuerdo político”, necesitan acordar detalles sobre cómo será la distribución de la carga, el papel de los bancos, las instituciones, etc. Los inversores necesitan saber esta información para poder decidir sobre el futuro de España. Ni la situación española ni la italiana son sostenibles con los actuales tipos de interés y los arreglos institucionales.

¿Es bueno para España el acuerdo-rescate al que ha llegado? Bruegel argumenta que sí

Este prestigioso think-tank con sede en Bruselas da varias razones. En primer lugar, dice que no está claro que el precio de la deuda española deba o pueda cambiar, así es que la provisión del rescate a tasas de interés preferenciales haría que el actual límite se reduzca. Segundo, el préstamo oficial es pequeño comparado con la deuda pendiente. Tercero, la reestructuración del sistema bancario español es el objetivo principal para los contribuyentes españoles y el FROB inyectará capital sólo en los bancos españoles. Cuarto, es previsible que se intente minimizar el coste de los contribuyentes e imponer las pérdidas a los accionistas, a los tomadores de deuda y bonos españoles. Quinto, sobre la pregunta de quién debería hacer la estructuración no hay respuesta clara aunque la Comisión es la que puede ejercer una fuerte condicionalidad para las acciones políticas referidas a los bancos. Se sugiere al final de la nota que la mejor manera para que España reduzca su problema de deuda externa es imponer las pérdidas a los prestamistas locales e internacionales cuando negocien con bancos españoles, caso contrario la deuda pública española puede llegar a ser insostenible. Es el momento, dice Bruegel, para que la Comisión y el gobierno español realicen la tarea correctamente.

¿A qué condicionalidad deberá someterse España?

Dice José I. Torreblanca hoy en Café Steiner que la condicionalidad impuesta no se limitará sólo al sector financiero y será política. La división del trabajo entre el Banco de España y el Ministerio de Economía deberá resolverse y, al parecer , el FMI obligará a España a valorar con más frecuencia sus activos inmobiliarios. En fin, se trata de todo aquello que las Cortes Generales se han negado a hacer…

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s