https://i1.wp.com/www.annaparini.com/files/gimgs/53_annaparinisocietyofillustratorsweb.jpg

Firma invitada: Mark Leonard, (Cofundador y Director de ECFR)

[Why Europe Doesn’t Need the Euro es el nuevo libro de Thilo Sarrazin, un disidente hambriento de publicidad que ha roto el consenso político de Alemania. En un pasaje muy citado, dice que los eurobonos son impulsados “por aquellos que creen que la expiación por el Holocausto y las dos guerras mundiales nunca será completa hasta que no hayamos depositado nuestro interés público en su totalidad, e incluso nuestro dinero, en manos europeas.” Este libro ha subido a la cima de las listas de best-sellers y ha creado pánico entre los mercados. Sarrazin es un narcisista que está más interesado en la auto-promoción que en el análisis serio. Sin embargo, sus puntos de vista sobre Europa, -así como la reacción de la clase política- nos dice mucho de la agonía de la política alemana en el contexto de crisis actual.

Sarrazin – político y ex gobernador regional que fue despojado de sus cargos oficiales en el Bundesbank a causa de sus opiniones sobre la inmigración- rompe no con uno, sino dos tabúes alemanes al vincular la culpa del Holocausto con las dudas sobre la sostenibilidad del euro. Pero a pesar de – o mejor dicho, porque – Sarrazin es tan buen reflejo de la opinión pública, la clase política alemana está apresurándose a enterrar sus argumentos: Peer Steinbrueck, el ex ministro de Hacienda (y posible candidato a la cancillería) descalificó el libro, mientras que el actual ministro de finanzas, Wolfgang Schäuble, lo describió como “un disparate atroz”.

Las travesuras de Thilo Sarrazin son un producto de la naturaleza restringida y elitista de la política alemana, donde -después de la experiencia del nacionalsocialismo- muchos temas se declaran fuera de la esfera política. Como resultado, todos los principales partidos están a favor de Europa, el euro y la Alianza Atlántica, y en contra de la inflación y el nacionalismo. Esto ha creado una esfera política restringida, donde los políticos a menudo han actuado en contra de la opinión pública, sin temor a reto. Pero aquellos que se atreven a cruzar el umbral de lo políticamente correcto acceden a una vasta reserva de reprimida frustración popular. Y debido a que los convierten en parias en lugar de discutir sus puntos de vista, este embalse sigue creciendo.

Lo preocupante es que los líderes de Alemania ahora están tratando de tratar a los políticos extranjeros que cuestionan la ortodoxia alemana de la misma manera que tratan a sus propios populistas. La manera brutal en que Merkel y Sarkozy han utilizado los mercados para derrocar a Berlusconi y Papandreu se ha repetido en el tratamiento de otros líderes. En primer lugar, Angela Merkel, intentó desprestigiar a François Hollande – no sólo diciendo que ella no estaba de acuerdo con sus puntos de vista sobre el pacto fiscal, sino también negándose a reunirse con él durante la campaña electoral. Y ahora están tratando de convertir a Alexis Tsirpas -el líder del partido griego anti-austeridad Syriza- en una persona non grata. Un coro de políticos europeos está tratando de asustar a la luz vital del pueblo griego: con la esperanza de que el electorado otorgue su apoyo al partido Nueva Democracia, han apoyado el paquete de rescate. Una de las ironías de los últimos días es que, Angela Merkel, presuntamente pidió al primer ministro griego celebrar un referéndum sobre si Grecia debe permanecer en el euro.

La situación en Grecia muestra cómo la tendencia tecnocrática de Europa está dando lugar a una reacción populista fuerte. El tradicional “método Monnet” de la integración europea – nombre del fundador francés de la Unión Europea que trató de convertir las cuestiones políticas en burocráticas-  ha reducido el espacio político de los Estados Miembros sin crear una ampliación del espacio de la política a nivel europeo. Decirle a un político como François Hollande en Francia o Alexis Tsirpas en Grecia que “no hay alternativa” envía un terrible mensaje a los electorados de Europapueden cambiar los gobiernos, pero no políticas].

La versión original en inglés ha sido publicada en  la web de ECFR, pulse aquí para consultarla. (Este artículo fue publicado por primera vez el blog de la página web de Reuters, disponible aquí)

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s