Por Cristina Casabón

Dick Oosting, director de ECFR, ha publicado un interesante artículo titulado “The Dutch in a twist”, donde se realiza un análisis del caos que vive Holanda tras la caída del gobierno por las tensiones sobre el plan para reducir el déficit, y que ha desembocado en el anuncio del primer ministro, Mark Rutte,  de la convocatoria anticipada de elecciones para el 12 de septiembre. Les ofrecemos una traducción resumida del análisis de Oosting:
 
La coalición precaria que el primer ministro holandés había improvisado hace 18 meses (con el apoyo de la Democracia Cristiana (CDA) y del Partido por la Libertad de Geert Wilders (PVV) se derrumbó hace un par de días. La construcción improvisada ha fracasado debido a la pérdida de la minoría requerida tras la renuncia de un diputado del PVV en las negociaciones del déficit público.

La pelea fue por el acuerdo sobre los ajustes necesarios para cumplir con el límite del 3% de déficit en los presupuestos de 2013. Con un déficit oscilando en el 4,8%, los tres líderes de los partidos han estado negociando durante siete semanas en secreto. Wilders rechazó el paquete de medidas de ajuste para rebajar el déficit público, alegando que él no permitiría que los pensionistas holandeses pagaran “exigencias demenciales de Bruselas”. Si bien los holandeses trabajaron hombro con hombro el año pasado con Alemania en la disciplina del 3% y apoyaron a  Olli Rehn para hacerla cumplir (con el apoyo de Wilders), los holandeses ahora tratan de esquivar esta medida.
Las elecciones se celebrarán después del verano. Ahora el gobierno provisional de Rutte tendrá que presentar una propuesta de presupuestos para 2013 a la Comisión antes del 30 de abril para hacer frente al objetivo de déficit. Esto es lo que se espera que haga, pero sin contar con el apoyo de los socialdemócratas  (PvdA) quienes hace unos meses cambiaron de líder y han rechazado el pacto.
Algunas partes de Europa han visto el creciente malestar holandés ante la estricta disciplina presupuestaria como una grieta nueva en las medidas de austeridad de Alemania. Sería un error esperar que los holandeses se unan a la “revolución”, sin embargo, será interesante ver crecer del caos un impulso constructivo hacia un debate más maduro sobre cómo fomentar el crecimiento en Europa.
Consulte el artículo original (en inglés)  aquí.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s