Por Cristina Casabón 

Europa espera impaciente los resultados del próximo 6 de mayo; los socialistas celebran su ajustada victoria, mientras los seguidores del candidato-presidente no pierden la esperanza de remontar estos días, dada la minúscula ventaja del aspirante izquierdista. José Ignacio Torreblanca, en su artículo “Atención a Merkolandia” del blog Café Steiner en El País, comenta que, según los sondeos, “el 31% de los electores de Le Pen votará por Hollande, lo que sumado al 83% de los electores de Melenchón y el 32% de Bayrou darían la victoria a Hollande.” Torreblanca cita un interesante artículo de Ulrike Guérot, directora de la oficina en Berlin de ECFR y experta en relaciones franco-alemanas: “¿Debería Merkel tener miedo de Hollande?” Guérot concluye que la nueva tensión entre Francia y Alemania puede ser buena para Europa.

Mientras, la escalada en Francia continúa con fuerza. Christine Ockrent, periodista en y miembro del Consejo de ECFR, comenta en “Lecciones de la primera vuelta” (El País), que “Sarkozy busca el cuerpo a cuerpo que el socialista, con suma prudencia, ha evitado hasta ahora, y ha pedido tres debates televisados”, a la vez que hace un “desesperado” llamamiento: “todos los franceses que aman la patria por encima de todo partidismo a que se unan a mí” -en clara apelación a los lepenistas-. Hollande, lejos de golpear el aire con una ensordecedora victoria, se limitó a subrayar que su triunfo en la primera vuelta electoral le convierte en “el mejor colocado para ser el próximo presidente”. Mantuvo su estilo pragmático y aseguró que Europa “volverá a la senda del crecimiento y el empleo”, si gana.

Se avecina un nuevo panorama europeo si, como advierte Torreblanca, Hollande la arranca la victoria a Sarkozy. No obstante, como bien observa Thomas Klau, experto en relaciones francoalemanas y director de la oficina en París de ECFR, en su artículo “France deserves better than this” (publicado en ECFR): “una brecha se ha abierto entre el Hollande-candidato y el Hollande-presidente”, -el primero claramente más izquierdista-. Klau insiste en que “Hollande también ha sido bastante tímido sobre muchas cuestiones que es probable que va a tener que lidiar, en caso de ser elegido, como el fortalecimiento de la Unión Europea y el marco institucional común de la eurozona.”

En una entrevista en Asunto del Día (Radio 5), José Ignacio Torreblanca comenta que “la situación de inestabilidad e incertidumbre ante lo que pasará el 6 de mayo se une a la incertidumbre de qué ocurrirá si gana Hollande”. Torreblanca opina que Hollande intentará establecer un giro político cauteloso hacia la izquierda, y “pondrá sobre la mesa una serie de condiciones que Alemania tendrá que escuchar, lo cual significa un contrapeso importante en una política europea muy desequilibrada”. España asiste expectante a este resultado electoral, ya que, como opina el director de la oficina de ECFR en Madrid, “si bien los líderes conservadores no han sabido apoyar el proceso de reformas en España, aún queda la esperanza de que con Hollande tengamos un aliado en Europa.”

¿Nos encontramos en la antesala de un nuevo escenario europeo? ¿Se traducirá Merkollande un nuevo experimento político que, como dice Torreblanca, nos conduzca al esperado “pacto entre austeridad y crecimiento”,  acompañado de una mayor integración europea?

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s