Por Cristina Casabón

La Oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations (ECFR) presentó ayer en la sede del Parlamento Europeo de Madrid uno de sus trabajos más importantes y que mayor impacto está teniendo, el European Foreign Policy Scorecard 2012, un ambicioso ejercicio de evaluación de la política exterior europea. Tuvimos el honor de contar con la presencia de Javier Solana, presidente del ESADEgeo y miembro de la Comisión Ejecutiva de ECFR; Hans Kundnani, director editorial de ECFR (Londres); Lluís Bassets, director adjunto de El País; y Jordi Vaquer, director de CIDOB.

El acto ha sido cubierto por medios como El País, EFE o Radio Nacional.  Desde ECFR les presentamos las ideas clave de los ponentes por orden de intervención:

En primer lugar, Hans Kundnani, como coautor del informe, destaca la idea de que en un contexto de crisis económica en la que se perciben daños colaterales -como los recortes presupuestarios de defensa y la ayuda al desarrollo-, la UE se distrajo el año pasado en debates internos, y ahora se ha visto disminuida por su carencia de una estrategia común para afrontarla. “La UE ha dejado de ser una solución, y se ha convertido en un problema”. El director editorial de ECFR señaló que la segunda edición del Scorecard, además de analizar la situación de Europa en el mundo como actor global, introduce como innovación un ejercicio de categorización de los Estados Miembros, y los clasifica en “líderes” o “remolones”. Los líderes han sido, como se esperaba, Alemania, Reino Unido y Francia. Pero para sorpresa del Scorecard, Suecia y Polonia también lideran en muchos aspectos, lo cual, señala Kundnani, puede deberse a que estos dos países no se encuentran en la Eurozona. “¿Puede que la posición de España, que se encuentra entre los remolones, se deba a la grave crisis que atraviesa?”

Lluís Bassets señaló las grietas en el consenso político de la Unión creadas por el “poco compañerismo” de los líderes europeos: “me parece que estamos entrando en una fase de políticas de suma cero; las clásicas políticas en las que el perjuicio del vecino es considerado como una ventaja. Las declaraciones de Mario Monti – quien declaró el pasado sábado que los problemas de España inquietan a Europa- son un claro ejemplo”. El director adjunto de El País, que acaba de escribir un libro sobre la Primavera Árabe – El Año de la Revolución-, señaló la reacción europea ante estos acontecimientos, y destacó el fracaso de la Unión por el Mediterráneo como instrumento de política exterior europea en la región, la cual, señala Bassets, no se ha recogido en el Scorecard 2012. Europa, -al igual que EEUU-, está reconstruyendo su política exterior en el Mediterráneo, y debemos elogiar la nueva formulación de la Política Europea de Vecindad de Ashton. Por último, Bassets señala el problema de la “visibilidad” de las políticas de la UE, como es el caso de las tres M (Movility-Money-Markets) de la Política Europea de Vecindad. “Estas políticas son invisibles para los ciudadanos europeos, afectan a los consensos internos de los países y en ocasiones se generan disonancias entre la opinión de la UE y la política exterior real.”

Jordi Vaquer consideró que el Scorecard realiza un importante trabajo al analizar con tanto detalle la política exterior de la UE, exponiéndose con ello a la crítica, y señaló como muy positivo el hecho de que se atreva a sacar conclusiones con opinión y contenido político. Vaquer dice ser “un poco menos pesimista que el color que se ha escogido para este informe” y añadió que “si bien en general la actuación exterior europea ha sido mediocre, no hay grandes suspensos, si tenemos en cuenta las materias pendientes de este año, como la economía”. No obstante advierte del peligro de que los europeos pasemos de “estar en la mesa a estar en el menú”. En cuanto al liderazgo de Alemania, Reino Unido y Francia, el director de CIDOB resaltó que las soluciones de los líderes no siempre hacen más fuerte a Europa, y por ello “no hay que confundir su liderazgo con el de la Unión”. Vaquer señaló también  que, habiendo sido éste el primer año del SEAE, aparece muy poco en el informe. “Siendo el objetivo primordial de la Alta Representante, deja mucho que desear, pero hay que preguntarse si esto es debido a que el objetivo era demasiado pretencioso, o si por el contrario, debemos trabajar más nuestras relaciones con países como China o Rusia”.

Javier Solana elogió la aportación del Scorecard en estos términos: “es un instrumento muy útil, que contribuye a la infraestructura del saber”.  Afirmó sentirse parte de aquella ciudadanía europea que no está contenta con la crítica a la UE: “Cargar contra la UE se ha convertido en un ritornello” (estribillo). Solana también señaló que los gobiernos de España (aquí se incluye el actual) no han tenido la “suficiente fuerza” para explicar que “la UE es la solución y no la causa de la crisis”. “Decir que nos imponen las cosas de la manera más burda cuando nos levantamos de la mesa de negociaciones sin ganar, con todas las reglas del juego, es un error”. Por ello, ha repetido que se comete un “gravísimo error” al “tirar piedras contra ese tejado frágil” que representa la Unión. Solana expuso un dato inquietante: “dentro de 40 años no habrá ningún país europeo entre las diez economías mundiales”, si bien llamó a emprender “acciones positivas” para aplacar los efectos de la pérdida de influencia de Europa e impulsar su presencia entre las 10 grandes economías, lo cual se conseguirá desde el consenso y la unión.

Desde 2008 hasta hoy, EEUU ha conseguido un repunte del empleo y experimentará un crecimiento aproximado del 3%, China ha decrecido ligeramente, de un 10% a un 7% y Europa se ha convertido en un problema. Lo que nos daña, dice Solana,  son las “imbalances” (desequilibrios) de nuestra “política doméstica”. Debemos pensar, no obstante, que la crisis pasará, y el “good weather” llegará. En el caso español, deberíamos estar preparados para tener unas relaciones más sólidas con Polonia cuando ésta entre en el euro, ya que “este hecho jugará un papel fundamental en el equilibrio de fuerzas de la UE”. Además señaló la importancia de establecer una “relación nueva” con Turquía, que es “casi” más importante que la UE en política internacional, y de reforzar las relaciones con Rusia, ahora que está en la OMC junto con Ucrania, lo cual da mucho juego.

Por último, Solana señaló la importancia del concepto de ciudadanía europea, aquella franja de ciudadanos ilustrados que desde su entusiasmo por el proyecto europeo puede hacer más por profundizar en el concepto de soberanía. Para ello debemos tener una “actitud más simpática” hacia la UE, aún en tiempos de crisis.

Anuncios

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

»

  1. […] Blog de ECFR Madrid: Conferencia de Javier Solana durante la presentación del Scorecard 2012. Publicamos el vídeo de la conferencia de Solana así como una crónica de las intervenciones de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s