Por Cristina Casabón 

“Esta es la victoria de quienes han dicho sí a una Rusia grande”, “No entregaremos la victoria. Necesitamos esta victoria para que Rusia sea moderna, fuerte e independiente”. Estas declaraciones acompañadas de lágrimas del líder de masas Vladimir Putin, dejan entrever una cultura de la política del Kremlin que intelectuales rusos como Vladislav Surkov o Leónid Polyakov han venido comentado en los últimos años, y que consiste en una idea de labor compartida de la nación rusa para que deje de imitar a otras civilizaciones y se convierta en un modelo a seguir para los demás. Este ambicioso objetivo se enmarca en un contexto de fuerte ideologización de la sociedad rusa, y es por ello que Putin busca abarcar la totalidad del espectro ideológico y encarnar el ideal de una “Rusia Unida”, encarnar los valores de la nación rusa en su persona.

El discurso nacional de Putin ha ido ganando adeptos: si en las elecciones de 2000 tan sólo recibió el 52, 94% de los votos, en la victoria de 2004 ya contaría con una mayoría del 71, 31% y este domingo su liderazgo fue sensiblemente inferior, pero se mantuvo en un 63,81% de los votos, con lo que podemos deducir que los rusos aún mantienen la fe en su ya veterano líder. No obstante, como señala ABC, Putin ha perdido un importante apoyo en Moscú, escenario de multitudinarias manifestaciones a raíz del fraude electoral de diciembre: “El jefe del Gobierno ruso obtuvo en la capital el 47,22% de los sufragios, según datos oficiales con más del 86% del escrutinio, mientras que en 2008 Medvédev consiguió el 70,28%” Por el contrario, el diario señala que “las repúblicas del Cáucaso Norte lo han recibido con los brazos abiertos: en Chechenia, donde la participación superó el 99,5 % del censo, el primer ministro recabó el apoyo del 99,73 % de los electores”, lo cual denota el seguidismo de quienes recurrieron al líder después de la humillación que ésta sufrió en Chechenia, y el carácter revanchista de sus seguidores.

Ante las protestas en las elecciones legislativas de diciembre en Rusia y la acusación de fraude electoral, Putin instaló cámaras de seguridad en los colegios electorales, pese a lo cual, algunos organismos como la ONG «Golos» (Voto) denunció más de 3.000 irregularidades. El equipo de Putin,  sin embargo, calificó los comicios como “los más limpios en toda la historia de Rusia”. Además, Putin se refirió en su discurso a la oposición como gente que busca la desintegración del país en lugar de su florecimiento, y mantuvo un tono de discordia en su discurso, según comenta El País

Pese a que un 63,81% de los votos no está nada mal, debemos tener en cuenta que la oposición al líder ha aumentado en los últimos años, y si antes conformaba un 29%, ahora representa casi un 36% de la población rusa, lo que constituye un porcentaje importante. No obstante, Putin cuenta con un renovado mandato extremadamente largo de seis años, con carácter renovable, con lo que podría permanecer en el poder hasta 2024.

Os recomendamos consultar nuestro post del pasado viernes, donde anunciamos la publicación del último ECFR Report “The end of the Putin consensus” escrito por los investigadores Ben Judah y  Andrew Wilson, donde se argumenta que el consenso de Putin dentro de la élite rusa y de la mayoría de la población ha decaído.

El ECFR Report “Dealing with a post-BRIC Russia” escrito por Ben Judah, Jana Kobzova y Nicu Popescu ha sido traducido al español por la revista española Política Exterior, y puede consultarse aquí: “¿Cómo debe la UE tratar con una Rusia post-BRIC?”. En él se comenta que la crisis ha demostrado que Rusia no puede seguir el dinamismo económico de Brasil, India y China, pues su crecimiento es más lento.

El libro ¿Qué piensa Rusia? publicado por ECFR y CIDOB y editado por Iván Krastev, Mark Leonard y Andrew Wilson, recoge varios ensayos extraídos de la élite intelectual rusa durante una conferencia celebrada en Moscú del 29 de junio al 3 de julio de 2009 que reunió a pensadores del más alto nivel de toda Europa y América.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Un comentario »

  1. […] Como ya comentamos en un post sobre las elecciones de Rusia, el discurso de Putin no tuvo desperdicio: “Nuestra gente es capaz de distinguir fácilmente el deseo de renovación de las provocaciones políticas cuyo único fin es destruir el Estado ruso y usurpar el poder”, ya que la esperada actitud de agradecimiento hacia nada menos que el 60% de los votantes se vio “ensombrecida” por la referencia hacia esa oposición que ha aumentado en los últimos meses, a la que, como bien advirtió El País, no se la ha invitado a unirse, y que si antes conformaba un 29%, ahora representa casi un 36% de la población rusa, lo que constituye una sombra en el horizonte de la segunda era de Putin que muchos analistas comentan: […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s