El Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR, en sus siglas en inglés) tiene el placer de anunciar la publicación del informe titulado “The end of the Putin consensus” escrito por los investigadores Ben JudahAndrew Wilson.  Los autores argumentan que el consenso de Putin dentro de la élite rusa y la mayoría de la población ha decaído. Tras la presidencia de Dmitri Medvédev, Vladímir Putin será presidente de una Rusia distinta. El poder central del gobierno es más débil, la economía muestra signos de debilidad y la agitación contra el gobierno tiene todos los visos de continuar, especialmente por parte de las clases medias.

  • La crisis financiera ha defraudado los sueños de Moscú de convertirse en un verdadero poder emergente. De todos los miembros del G-20, Rusia sufrió en 2009 la recesión más profunda.
  • Las recientes protestas  demuestran que Rusia está agitada pero no es situación revolucionaria. El movimiento de protestas es minoritario pero arrastra a los grupos demográficos más dinámicos de Rusia:­ la base moscovita, la clase media, los jóvenes y la élite cultural.
  • El fraude electoral es poco sofisticado y las discrepancias son fáciles de mostrar gracias al auge de las redes sociales y el mundo de la blogoesfera. Por ejemplo, las encuestas a pie de urna de Moscú dieron a  Rusia Unida el 32% de los votos en las recientes elecciones parlamentarias, mientras que su voto escrutado fue del 46.5%.
  • A pesar de sus promesas de reformas, Putin dependerá más de los aliados oligárquicos y será propenso al populismo económico.

Con un presidente Putin reelegido y bajo una creciente presión interna la UE debería prepararse para una Rusia más volcada sobre sí misma y menos cooperativa en temas de política exterior tales como Oriente Medio y/o los conflictos congelados en el Cáucaso y otras zonas. La política obstructiva de Rusia sobre Siria ha sido presentada domésticamente como “una defensa de Occidente”. La UE debería:

  • Promover los derechos humanos a viva voz pero absteniéndose de apoyar al movimiento opositor (aunque los estadounidenses ya lo hagan) y así evitar que tilden a las protestas de ser títeres de Occidente.
  • Aprobar una “Lista Magnitsky” con apoyo paneuropeo: una lista negra que imponga prohibiciones de visa y activos congelados para aquellos relacionados con la muerte del abogado Sergei Magnitsky. Ello demostraría las líneas rojas de la UE en las violaciones atroces de derechos humanos.
  • Crear un nuevo diálogo anti-corrupción con Rusia que incluya a líderes de la oposición y miembros del gobierno. La élite rusa utiliza actualmente a la UE como un refugio seguro de su dinero, y la oposición está pidiendo a la UE que cambie sus leyes para hacer más difícil que el dinero de origen dudoso encuentre acogida en Europa.

Pinche aquí para descargarse el pdf de “The end of the Putin consensus” y os recomendamos escuchar la entrevista en podcast (en inglés) con el co-aoutor Ben Judah.

Enlace de interés:

Informe de ECFR titulado Dealing with a post BRIC Russia, publicado el pasado mes de noviembre de 2011.

 

About these ads

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s