Por Cristina Casabón 

Grexit, artículo publicado en Café Steiner, el blog de José Ignacio Torreblanca en El País, es el nuevo término de moda para designar la probable salida de Grecia de la eurozona. Se ha acuñado en un informe de Citibank publicado en Financial Times. José Ignacio Torreblanca nos cuenta en su artículo los puntos relevantes de este informe, el cual “estima en un 50% las probabilidades de que Grecia abandone el euro en los próximos 18 meses”. Según observamos en ECFR, la posición de Willem H. Buiter, economista jefe de Citigroup, ha cambiado desde el otoño pasado: ahora sostiene que el impacto de una salida griega en el resto de la zona del euro sería negativo, pero moderado; “Grecia podría salir del euro, pero no arrastraría a la eurozona en su caída”, pero hay que recordar que el otoño pasado, se discutía este punto en un informe similar y se concluía que la caída de Grecia podría contagiar a la zona del euro. (Si quiere leer el informe completo de Citibank, pinche aquí.).

Financial Times publicó ayer, 12 de febrero, “Why Greece and Portugal ought to go bankrupt” escrito por Wolfgang Münchau, quien se muestra muy crítico con la inexperiencia de los políticos europeos en la gestión de la crisis de Grecia: “En algunas capitales del norte de Europa, los políticos están empezando a comprender que el programa griego ha sido un fracaso rotundo. Han perdido la confianza en la política griega. El entrar en el quinto año de la depresión con la certeza de que el producto interno bruto griego caerá aún más bajo la influencia de la austeridad, hace que la troika esté a punto de renunciar a Grecia.” Este autor publicaba el pasado 25 de enero en Prospect Magazine un análisis de la hipotética salida de Grecia del euro en  “How to leave the euro”. Aquí afirma que la economía griega sufriría un colapso en caso de que saliera de la eurozona, si bien difiere entre una salida unilateral o una salida pactada por todos. En caso necesario, dice el autor; “un acuerdo de separación sería preferible a una salida violenta y unilateral. Pero, por supuesto, sería difícil llegar a un acuerdo si no paga su deuda. Y si no es capaz de pagar su deuda, no tendría sentido dejar la eurozona”.

¿Cómo hemos llegado a este punto?, nos preguntamos. El artículo “Europa es tan culpable como Atenas”  de Presseurop lo deja bien claro: “la responsabilidad de Grecia es evidente, si bien los errores que ha cometido la Unión a la hora de gestionar la crisis también son muy graves” y añade al final del artículo: “Cuando se insiste en repetir que la zona euro es demasiado heterogénea y que Grecia no debería formar parte de ella, sería bueno tener en cuenta qué hubiese pasado si la UE hubiese evitado todo este desorden y la confusión generada.”

Ayer el Parlamento griego aprobó las medidas exigidas por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI) en medio de una oleada de disturbios protagonizados por los ciudadanos y a pesar del voto en contra de más de 40 diputados del PASOK y Nueva Democracia, -23 de los cuales fueron expulsados de sus partidos, según publica el digital Athens News-. Según comenta Ekathimerini, otro diario griego publicado  en Atenas, “más de 50 manifestantes y unos 40 policías fueron heridos en los enfrentamientos.” Además de los combates callejeros, se prendió fuego a varios edificios y se atacaron varias sucursales bancarias de Atenas. (Para una lectura más completa de la jornada que ha vivido la madrugada de hoy Atenas, visiten el blog de Ramón Lobo en El País: Aguas Internacionales).

Si bien el Congreso finalmente logró que se aprobara el nuevo plan de ajustes, hay opiniones que sostienen que “Grexit” vendrá tarde o temprano. Nuestro director, José Ignacio Torreblanca, concedió este viernes, 10 de febrero, una entrevista en Asunto del día de Radio5, en la cual asegura que “Grecia tiene un importante problema de credibilidad desde hace dos años y sobre todo unas elecciones en abril que van a ir abriendo fisuras en la coalición que sostiene al Primer Ministro y que será el coste político de estas reformas. Incluso cumpliendo todos los compromisos requeridos, será muy difícil, reducir la deuda, porque no hay recursos para hacerlo.”

Anuncios

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s