Por Cristina Casabón 

Javier Solana ha publicado ayer un interesante artículo que analiza la grave situación que padece la Unión Europea, titulado  Austerity vs. Europe y publicado en Project Syndicate. Según comenta el ex Alto Representante del Consejo para la Política Exterior y de Seguridad Común, “cada vez está más claro que lo que comenzó a finales de 2008 no es una crisis económica ordinaria”. Europa afronta una amenaza de desmembramiento de su tejido social tras el prolongado daño económico y el elevado porcentaje de desempleo (por cierto, según ha publicado hoy la BBC, el desempleo de la eurozona alcanzó el 10,4% en diciembre) y según Solana, “hay un peligro real de que los ciudadanos dejen de confiar en las instituciones, tanto nacionales como europeas, y de ser tentados por llamamientos populistas, como ya ocurrió en el pasado.”

“Europa debe evitar esta situación a toda costa. El crecimiento económico debe ser la prioridad, porque sólo el crecimiento hará que la gente vuelva a trabajar y se reparen las deudas de Europa”, continúa diciendo Solana, y comenta que el debate sobre cómo lograr la recuperación es comprensible y natural, si bien incide en ciertos puntos en los que deberíamos estar todos de acuerdo, como el hecho de que no es justo “permitir el fracaso de las empresas rentables porque los mercados de crédito no estén funcionando”, la lógica de que “tiene más sentido promover la inversión que ver cómo nuestra estructura productiva se consume” o la certeza de que “todos sabemos que es más rentable invertir en la reconversión de los desempleados que permitir desempleo de larga duración”.

Un recorte excesivo del gasto público en las actuales circunstancias puede conducir a una contracción en el crecimiento, lo cual, dice el autor, ya está sucediendo: “El Fondo Monetario Internacional ahora vaticina que la eurozona se contraerá un 0,5% en 2012. Las reformas estructurales son importantes para garantizar un crecimiento sostenible en el futuro, pero no generan el crecimiento en el corto plazo, que es lo que Europa necesita”.

Los que no conocen su historia están condenados a repetirla, es por eso que Javier Solana advierte: “Los mismos argumentos que hicieron desembocar a la crisis financiera de 1929 en la Gran Depresión se están utilizando hoy en favor de la austeridad a toda costa. No podemos permitir que la historia se repita”. Javier Solana propone dos medidas: a nivel mundial, se debe hacer más para abordar los desequilibrios macroeconómicos y generar demanda en los países con superávit, incluyendo las economías desarrolladas, como Alemania. Dentro de la zona euro, se deben combinar las reformas estructurales y un gasto público más eficiente con políticas de apoyo a la demanda y de recuperación económica en el corto plazo. Las medidas adoptadas en este sentido por la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, son bienvenidos, pero insuficientes.

Solana termina diciendo que la austeridad a toda costa es una estrategia fallida, y no va a funcionar. “No podemos permitir que una idea errónea de la “disciplina” cause daños profundos en nuestra economía y sufrimiento a nuestras sociedades. Toda Europa debe ponerse de acuerdo sobre una estrategia de crecimiento a corto plazo, y ponerla en práctica rápidamente.”

Javier Solana, ex Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común, es miembro del Consejo de ECFR.

About these ads

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s