Por Cristina Casabón 

ECFR ha publicado esta semana  Assad’s continued defiance in the face of growing isolation, escrito por Julien Barnes-Dacey el pasado 13 de enero, donde se analizan el estado de la represión en Siria y los discursos de al Assad desde su llegada al poder en 2000, que han venido generando mensajes de temor hacia una inminente desestabilización del país (como ya ocurrió en el vecino Irak y el Líbano) en la cual el régimen sirio viene a ser el vehículo de una transición  ordenada. Estos discursos también sugieren que la intervención extranjera sigue siendo percibida como algo improbable,  mientras que las manifestaciones internas en contra del régimen (las cuales han crecido ligeramente en las últimas semanas), son duramente reprimidas.

En The year of the HUBRICS, de Daniel Korski (ECFR), se evidencia que los BRICS tienen sus propios problemas, y que la otra cara que no suelen mostrar es la de economías emergentes que presentan problemas estructurales. Si bien la caída de Occidente es  indiscutible, el ascenso de estos países es cuestionable. Política, económica y culturalmente hablando, estos países se enfrentan a riesgos mayores que Occidente. Korski propone que al término “BRIC”, que describe a las economías de rápido crecimiento, debería añadírsele una H y una U para definir mejor el carácter de las mismas;  conformado éste por una falta de voluntad de reconocer sus problemas y la reticencia a trabajar con Occidente para hacer frente a los problemas que nos afectan en el contexto global.

El equipo de FRIDE,  como cada año,  realiza un repaso de los posibles desafíos para la política exterior de la UE en los próximos 12 meses en Desafíos para la política exterior europea en 2012. Una europa geoeconómica, editado por Ana Martiningui y Richard Youngs. En 2012, el tema central para la UE será la geoeconomía, ya que la crisis del euro y los cambios en el poder mundial requieren un mayor enfoque en los intereses económicos. Se examina aquí el papel geoeconómico en las políticas exteriores de Alemania, Francia, España y el Reino Unido. Y se presta especial atención a las nuevas tendencias para el 2012 en Asia, Oriente Medio, América Latina, África y la cuenca del Caspio.

Real Instituto Elcano ha publicado un “Informe” recientemente coordinado por Iliana Olivié, Nunca desaproveches  una buena crisis: hacia una política pública española de desarrollo internacional, donde se baraja el futuro de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) española, la cual ya ha sufrido fuertes recortes en los últimos  años, dirigiéndose hacia objetivos más económicos. La política española de Cooperación Internacional al Desarrollo (CID) debe pasar a ser una verdadera política de desarrollo internacional en post del impacto en el desarrollo y de promoción de la presencia global del país. El nuevo Gobierno deberá adaptar la arquitectura institucional existente a las nuevas necesidades nacionales e internacionales del sistema de cooperación y concentrar la ayuda en menos países y sectores, además de mejorar el sistema de rendición de cuentas, incluyendo la evaluación.

Además, ya está disponible la “Revista CIDOB d’afers internacionals”, núm. 96: Veinte años después, ¿hacia dónde va Rusia?, donde se analiza el devenir de Rusia, donde recientemente se han vivido manifestaciones ciudadanas -en diciembre de 2011 en Moscú y otras ciudades rusas-, como protesta contra el triunfo presuntamente fraudulento del partido gubernamental Rusia Unida en las elecciones parlamentarias. Han pasado veinte años desde la desaparición de la Unión Soviética y muchas de las incógnitas que se planteaban entonces siguen vigentes hoy. Este número aspira a ofrecer respuestas a estas y otras preguntas, recurriendo a los análisis de reconocidos especialistas en la materia.

Fundación Alternativas ha presentado recientemente un trabajo de la especialista en Economía de Defensa Paulina Correa Burrows,  La contribución de los estados miembros al sostenimiento de la política común de seguridad y defensa europea, en el que se analiza el reparto de cargas de seguridad en la PCSD, la contribución relativa de cada país a la provisión de seguridad y defensa y su capacidad contribuyente. Los resultados permiten concluir que en la PCSD hay un reparto desigual de las cargas contributivas. Sin embargo, no es posible afirmar que las bajas contribuciones de una parte de los Estados Miembros se deban exclusivamente a la poca colaboración de los mismos, ya que hay que considerar la posibilidad de que la ausencia de un criterio idóneo para fijar las aportaciones nacionales pueda estar favoreciendo esta distribución desigual de las cargas de provisión de seguridad y defensa.

About these ads

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Un comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s