Angela Merkel y Nicolas Sarkozy en la comparecencia de prensa tras su encuentro. | AP

Por Javier García Toni

Tras la reunión entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy, el camino para el próximo Consejo Europeo (que se celebrará los días 8 y 9 de diciembre en Bruselas) parece ya definido.

Merkel y Sarkozy, conocido jocosamente como el dúo “Merkozy”, han lanzado ya sus propuestas. Estas se resume en los siguientes puntos:

  • Un nuevo Tratado para la UE. Aunque no se sumen los 27 no pasaría nada, bastaría que se acordara entre los 17 países de la eurozona. La fecha tope es marzo de 2012. Se trataría de asegurar que no se volverán a dar desequilibrios presupuestarios como los que se estaban dando hasta ahora.
  • Los eurobonos no son “en ningún caso” una solución a la crisis. Tajante, Sarkozy lo dejó claro.
  • Contra el déficit presupuestario, una regla de oro “reforzada y armonizada”, supervisada por el Consejo Constitucional de cada Estado Miembro, en vez de por la Corte Europea de Justicia.
  • El Tribunal Europeo de Justicia no podría anular los presupuestos nacionales.
  • Reunión mensual de jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona.
  • Puesta en marcha del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) en 2012, y no en 2013 como estaba previsto.
  • El Banco Central Europeo (BCE) podrá actuar para ayudar a países con problemas de manera independiente.

Los líderes invitarán al resto de jefes de Estado y de Gobierno de Europa a sumarse a su propuesta. Como señaló Merkel, Francia y Alemania son solo dos miembros de la Unión, y por lo tanto es necesario el consenso con el resto de socios. Una bonita frase que no se sostiene: para los demás no parece que haya opción al debate.

La creciente intergubernamentalización de los asuntos europeos es algo preocupante. El famoso eje franco-alemán, encarnado por los respectivos líderes de las dos economías más potentes de Europa, es sin duda una pieza fundamental e indispensable para el avance de la integración en el continente. Sin embargo, las instituciones comunitarias están siendo marginadas y relegadas a un segundo plano.

En una Europa que asiste ahora a la imposición de Gobiernos tecnocráticos que no han pasado por las urnas y en la que el poder real está concentrándose en Berlín y en París, el riego de desafección va en aumento. Hoy por hoy, los ciudadanos griegos, italianos, portugueses y, por qué no, españoles, se juegan tanto en sus propias elecciones como en las elecciones alemanas y francesas. La democracia se está poniendo a prueba y lo que está en cuestión es un modelo político en el cual la democracia se reduce al ámbito del Estado-nación pero todo lo demás excede esos límites.

¿Cómo reconciliar los dos ámbitos de decisión? El problema es complejo y el debate está abierto. La clásica respuesta “con más Europa” deberá ser concretada. La integración real, decidida y completa de Europa se hace más urgente que nunca.

Sígueme en Twitter: @JGToni

Anuncios

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s