Firma invitada: Jana Kobzova *

He aquí una pregunta: ¿Qué país europeo se ha visto rebajado su calificación crediticia a B/B con perspectiva negativa para este año y tiene su economía en caída libre? Algunos pueden pensar que Grecia es la respuesta obvia, pero no: es Bielorrusia.

Los pocos meses de la crisis económica han puesto de manifiesto hasta qué punto es difícil de manejar el Estado que preside Aleksander Lukashenko, que controla manualmente el gobierno. Las decisiones se rectifican de un día para otro. Los funcionarios de nivel medio pueden consultar con el FMI, pero serán bloqueados por el nivel superior.

Los habitantes del país, claro, empiezan a cansarse. Las últimas encuestas sugieren que ya no tragan más con la propaganda oficial y que culpan al presidente de la crisis. Sin embargo, pese a que los detractores de Lukashenko crecen, nadie en la oposición tiene un plan creíble para sacar a la República de Belarús (como dice el gobierno que se denomina actualmente a Bielorrusia) del lío en el que haya metido. El presidente confía en la ayuda externa para salir de la crisis, mientras que la oposición actúa como si un día mágicamente fueran a desaparecer el presidente y la crisis.

Muchos economistas creen que el gobierno puede seguir apañándose durante otros dos o tres años, hasta que la situación cambie en favor de Lukashenko. Aquellos que hablan de la quiebra de Bielorrusia deberían recordar que Putin ha hablado recientemente de que Rusia trabajará para mejorar la economía Bielorrusia, en particular suministrando recursos energéticos a bajo precio.

Putin también tiene un proyecto de mercado común, y que uno de los socios quiebre no sería la mejor noticia para dicho proyecto. Occidente tiene poca influencia en Belarús. Su economía está atada a la rusa, y la mayoría de los bielorrusos ven cómo termina el magnetismo europeo con el problema de los visados. El mayor socio de los occidentales es la oposición, pero está aislada, por lo que tiene que dialogar con el régimen, Como decía Matt Rojansky, no hay una manera realista de conseguir que se libere a los prisioneros políticos, echar al dictador y lograr la estabilidad y prosperidad para el pueblo bielorruso.

¿Qué debería hacer Occidente entonces? La clave es construir instituciones democráticas. En cierto modo, al ver que la gente prefería bienestar económico a libertades, el régimen de Lukashenko era ‘democrático’, ya que respondía a las demandas del pueblo.

La preparación para la era post-Lukashenko, sea cuando sea, implica que la UE y EEUU deben hacer mejor los deberes. Ahora apoyamos proyectos que dibujan planes en áreas tales como las reformas económicas, privatizaciones o reformas laborales. Esto está en el papel, esperando a ser implementado, pero lo que hay que hacer es ayudar a la sociedad a prepararse para esta época que tarde o temprano llegará.

Esto significa el establecimiento de nuevas alianzas con aquellos que representan grupos de interés público institucionalizado y que observen los principios democráticos (asociaciones empresariales, pequeños empresarios, organizaciones no gubernamentales de base, y así sucesivamente). Necesitamos más reeducación cívica también. Algo va mal en un país donde la inflación alcanza el 80%, las tiendas están vacías y sin embargo la gente se queda en casa en vez de protestar. Basta compararlo con Grecia.

A mi amigo Balazs Jarabik le gusta decir que Bielorrusia no tiene un problema, ya que tiene Lukashenko – Bielorrusia tiene un problema y es por eso por lo que está Lukashenko. Si Occidente continúa con su política actual, oscilando entre la participación y el aislamiento, el día que Lukashenko no esté, finalmente se nos puede descubrir que tenemos un montón de papeles y los planes de reformas, pero la sociedad todavía está luchando contra los problemas que le permitieron a Lukashenko mantenerse en el poder.

Jana Kobzova es investigadora de ECFR

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Un comentario »

  1. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Bielorrusia: ¿hay vida tras Lukashenko? ecfrmadrid.wordpress.com/2011/11/08/bielorrusia-%C2%BFhay…  por SothTeo hace […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s