Por Javier García Toni

“En medio de esta crisis sin precedentes en Europa, China no puede adoptar ni el papel de salvador de los europeos, ni facilitar una cura para la enfermedad europea”, publicaba la agencia oficial de noticias china, Xinhua, que ejerce de portavoz de las posturas del Gobierno de China.

No es casualidad que el presidente del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que desde 2013 pasará a conocerse como el Mecanismo Europeo de Estabilidad -un fondo de rescate que contará con 1 billón de euros, tal y como se acordó en la última cumbre europea-, el alemán Klaus Regling; viajara a Pekín en su primer viaje como presidente del FEEF.

Mediante la conocida como ‘diplomacia de bonos‘, China se ha convertido en uno de los principales compradores de deuda soberana de los Estados europeos en dificultades, entre ellos España, Italia, Grecia o Portugal. Como señala ABC, Sarkozy lo ponía de manifiesto la semana pasada: “Si China, que posee el 60% de las reservas mundiales, decide invertirlas en el euro en vez de comprar dólares, ¿por qué habría que rechazarlas?”. Europa lleva tiempo esperando a las autoridades de Pekín como a los reyes magos. Sin embargo, la participación china en el fondo de rescate -que según Financial Times podría rondar un cifra entre 50.000 y los 100.000 millones de euros- no será gratuita. China condiciona el rescate europeo a su adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y a su reconocimiento, por lo tanto, como economía de libre mercado. De esta manera quiere evitar las barreras comerciales que la UE tiene levantadas contra los productos chinos.

No sólo China podría llegar al rescate de Europa. Ya en septiembre se celebró una reunión en Washington entre Brasil, China, India y Rusia (los cuatro países BRIC) para discutir si inyectan dinero a la maltrecha economía europea. Todos ellos, además de Sudáfrica, podrían participar en el fondo de rescate a través del FMI. Los BRICS, a cambio, quieren aumentar su poder en el FMI: los cinco países sólo tienen un 10% de participación en el organismo cuando se prevé que para 2025 constituyan la mitad del PIB mundial.

De los cinco BRICS, China es de largo la que más reservas de dinero tiene:

Los nuevos ricos al rescate de los viejos

Fuente: ABC

3,2 billones de dólares que equivalen a 2,3 billones de euros. La cifra supone el 60% de las reservas mundiales, por lo que no es de extrañar que sea China en la primera en la que piensen los europeos cuando necesitan dinero.

Lluís Bassets, subdirector del diario El País y miembro del Consejo de ECFR, publica hoy un interesante artículo llamado “desplazamientos de poder” poniendo el foco en el interior del Viejo Continente. Sin embargo, de puertas para afuera, empieza a estar claro que China tendrá la sartén por el mango. Ya lo decía la Secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton, cuando hablaba de la relación con la potencia asiática: “¿Cómo negocias duro con tu banquero?“. Para Europa, esto será exactamente igual. “Algunos occidentales no entienden bien las buenas intenciones de China, y aseguran que la segunda economía mundial se aprovechará de la crisis europea para sus propios intereses. Una Europa próspera y estable es importante para la estabilidad y desarrollo de China, ya que la UE es el principal socio comercial chino. China no actuará como un espectador. En su lugar, como un verdadero amigo y socio de Europa, está deseando echar una mano y está feliz de ver una rápida recuperación de la economía europea”, aseguraba el editorial de la agencia Xinhua de hace dos días. Tras esa ‘rápida recuperación’, que ojalá se produzca, el ‘amigo y socio chino’ mirará a Europa de manera completamente diferente y viceversa. El poder internacional está cambiando a pasos agigantados, y si bien no cabe duda de que lo dice Xinhua es cierto (¿a quién vendería China sus productos si no?), el declive del poder relativo europeo se pone completamente de manifiesto.

¿Esto es bueno o malo? ¿Tenemos que aceptar las exigencias chinas a cambio del dinero? Las cosas están cambiando. Si es bueno o malo lo sabremos en unos años. Por ahora, parece que no nos queda más remedio.

_______________

Documentos de interés:

GODEMENT, François y PARELLO-PLESNER, Jonas: The Scramble for Europe. Policy Brief nº 37 – European Council on Foreign Relations. Julio de 2011.

¿Está aprovechando China la debilidad europea para repartirse Europa?“. El Blog de ECFR Madrid. 12 de julio de 2011.

PRISLAN, Nika: “China y su reparto de Europa“. El Blog de ECFR Madrid. 29 de junio de 2011.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

»

  1. Muy interesante este articulo, en la pagina http://laredchina.com/index.php/es/ tambien se pueden encontrarmuchos articulos relacionados con china en español, muy pagina.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s