Por Marisa Figueroa

George Soros ha publicado hoy una columna de opinión en el Financial Times con toda la intención y seguramente mucha repercusión: los Verdaderos Europeos (en contraposición a los Verdaderos Finlandeses) necesitan ya un Plan B. No solamente Grecia, Portugal e Irlanda deben adoptar un nuevo plan  para evitar el default sino que el resto de la eurozona necesita ser garantizada. Generar la voluntad política también requerirá un plan B para la propia UE. Las elites europeas necesitan – según Soros – revertir los principios que guiaron la creación de la Unión, reconocer que el entendimiento de la realidad es imperfecto, que las percepciones pueden ser tendenciosas y que las instituciones son imperfectas.

Soros inicia su columna explicando las razones del éxito de la UE en sus comienzos, la importancia del contexto histórico (fin de la Segunda Guerra Mundial, la amenaza de la URSS y los beneficios económicos de la integración económica), el efecto positivo de la reunificación alemana tras la caída del muro y el apogeo de la UE con el tratado de Maastricht y la introducción del euro. Lamentablemente la realidad demostraría pronto que el euro era una moneda incompleta porque contaba con un banco central pero sin un tesoro. No obstante ello – escribe  Soros – sus  creadores pensaron que la voluntad política podría promover mas avances según las necesidades lo fuesen demandando. Sabemos todos que ello no ha ocurrido.

¿Porqué las elites europeas no ven la importancia del problema? Soros dice que ellas piensan bajo la falsa idea de que los mercados financieros pueden corregir sus propios excesos y que las legislaciones fueron diseñadas sólo para hacer frente a los excesos del sector público. Por lo tanto, vivimos pensando que sólo los estados soberanos pueden auto-regularse. La realidad ha sido que los excesos han sido cometidos por el sector privado, con la convergencia de tasas de interés que generan divergencia económica: bajas tasas de interés en estados débiles que producían burbujas inmobiliarias, mientras que el estado fuerte, Alemania, tenía que ajustarse el cinturón para hacer frente a la carga de la reunificación. Sumado a ello, el sector financiero promovía el uso de instrumentos poco serios y prácticas de tipo de interés poco fiables.

Con una Alemania reunificada la crisis financiera desató el proceso de desintegración y Angela Merkel insistió en que no apoyarían la garantía europea porque cada país debería hacerse cargo de sus propias instituciones. Fue, como escribe Soros, el inicio del camino de la crisis del euro actual poniendo en entredicho la idea de los bonos europeos. El efecto inmediato de todo este proceso ha sido la división de la eurozona entre estados deudores y estados que prestan dinero.

Como la integración se ha convertido en desintegración, el papel del establishment político europeo también ha cambiado, desde la postura de más unificación a una que defiende el status quo. Como resultado, cualquier grupo que vea esta situación como indeseable, inaceptable o insostenible ha tenido que adoptar una postura antieuropea. Todavía hay dirigentes políticos que piensan que no hay alternativa pero no se dan cuenta de que el tiempo está trabajando contra ellos: la Europa a dos velocidades está separando más a los estados miembros. Y si Grecia cae en el default o la devaluación las consecuencias serán incalculables.

¿Porqué Europa debe, como pide Soros, adoptar un plan B urgentemente? Primero es imprescindible evitar el contagio griego a otros países europeos y ello implica un fortalecimiento de la eurozona que requerirá el uso de eurobonos y una eurozona que incluya seguros de depósitos de algún tipo. Segundo, las elites europeas necesitarán desarrollar una voluntad política que acepte el cambio de principios de creación de la UE, reconozcan que el entendimiento de la realidad puede ser imperfecto, y que las percepciones pueden ser tendenciosas y las instituciones imperfectas. Finalmente, es posible la movilización de una mayoría pro-europea silenciosa que entienda que este status quo es insostenible y que la solución europea es la mejor, frente a las nacionales.

George Soros es el presidente de Soros Fund Management, fundador de Open Society Foundations y miembro fundador de ECFR.

Anuncios

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s