Por Nika Prislan

El pasado viernes 10 de junio Robert Gates, el jefe del Pentágono, dijo un discurso que hizo temblar las bases de la relación transatlántica y la OTAN. Gates advirtió que hay una gran posibilidad de que la OTAN llegue a una ‘irrelevancia militar colectiva’ debido, en gran parte, a la negación de esta realidad por parte de los socios europeos y de su falta de voluntad para aumentar sus gastos militares que se quedan bajo el 2% del PIB. Actualmente, EE UU financia el 75% del gasto de defensa de la OTAN y su gasto total en defensa fue 498 mil millones de euros en 2009 (que consiste en el 4,9% de su PIB) mientras que el gasto total de defensa de Europa fue de 194 mil millones de euros (el 1.67% de su PIB). Además, Gates  subrayó no solo los problemas de financiación de los presupuestos de defensa en Europa sino también las problemas ‘en tierra’ que esto está generando. Los europeos tienen sólo 40,000 soldados en Afganistán mientras que EE UU desplegó 100,000 soldados por la falta de apoyo o los problemas de la operación en Libia donde los europeos se estaban quedando sin municiones.

Gates concluyo en su discurso que esta situación pueden crear un ‘futuro oscuro para la alianza transatlántica,’ porque los futuros presidentes de EE UU así como el congreso estadounidense tendrán posiblemente una menor voluntad de apoyar a una organización en la que no todos los socios aportan igualmente ni donde los recuerdos de la guerra fría están presentes. El discurso de Gates lleva un argumento muy importante porque subraya la falta de cooperación europea en el ámbito militar y demuestra con ejemplos específicos los problemas que esto causa. Por ejemplo, aunque los europeos tienen más soldados que EE UU (1.668.537 contra 1.418.142) y aunque en Europa hay 21 astilleros navales (contra tres en EE UU), 89 diferentes programas de armas (contra 27 en EE UU) y 11 programas de tanques (contra dos en EE UU), gracia a no cooperar, la calidad, eficiencia y resultado final de los esfuerzos europeos es mucho más baja que la de los estadounidenses.

Sin embargo Gates se olvida de mencionar la crisis económica en Europa y repasa muy rápidamente los éxitos de los europeos en la alianza transatlántica. El jefe del Pentágono comentó muy superficialmente el hecho de que los europeos aumentaron el número  de sus soldados en ISAF (International Security Assistance Force) de 20.000 en 2006 a 40.000 en 2011 o que eran los europeos los que tomaron la iniciativa de apoyar a la democracia y al pueblo libio hace dos meses. Además, Gates no mencionó que Europa está pasando por una de las peores crisis, tanto económica como política, desde su creación, que no solo está afectando los presupuestos de cada país y con ello los presupuestos de defensa, sino la oportunidad de un avance de la cooperación política en el nivel europeo debido a  los problemas domésticos. Todos estos argumentos no se deberían ver como una excusa para que los europeos no apoyen suficientemente a la OTAN pero es algo importante que se debe tomar en cuenta. No es solo la OTAN la que está pasando por una crisis, muchas otras organizaciones multilaterales están sufriendo el mismo problema; las reformas de la ONU y el Consejo de Seguridad deberían haberse hecho antes y las negociaciones de Doha continúan abiertas desde 2001.

En torno a esta situación, EE UU debería recordar a los europeos la importancia que tiene  la OTAN y la cooperación entre ellos para los temas de seguridad. Por otro lado, los europeos deberían darse cuenta de que su ‘poder blando’  no tendrá mucho efecto si no hay una cierta cantidad de ‘poder duro’ detrás de esto, o mejor dicho de ‘poder inteligente;’ concepto que invento Joseph S. Nye en su libro ‘The Future of Power.’ Finalmente, los europeos también deberían darse cuenta de que no pueden ser un socio clave si no resuelvan sus problemas internos y cooperan entre ellos. En el mundo actual, donde el sistema internacional está cambiando exponencialmente, la cooperación exitosa  entre  EE UU y Europa será la clave para salir de la crisis de OTAN y de otras organizaciones multilaterales que fueron creadas después de la segunda guerra mundial.

Documentos de interés:

Witney, Nick, Even Homer nods, ECFR, 13 de junio de 2011

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s