Por Javier García Toni

El pasado lunes 23 mayo tuvo lugar en Bruselas el Consejo de Asuntos Exteriores, la reunión  presidida por Catherine Ashton, Alta Representante para Asuntos Exterior y Política de Seguridad de la Unión, con los ministros de Exteriores de cada uno de los Estados Miembros. En las conclusiones, Catherine Ashton remarcaba que la reunión había estado centrada en la vecindad europea. Además, anunciaba que iba a presentar una nueva estrategia para la Política Europea de Vecindad.

Pues bien, dicha estrategia no se ha hecho esperar. El 25 de este mismo mes, miércoles, la Comisión lanzaba, conjuntamente con la Alta Representante, una Comunicación –COM(2011) 303– llamada ‘A new response to a changing neighbourhood‘ y centrada en los cambios democráticos que se están produciendo en buena parte de los países que rodean a la UE. Se trata pues de una revisión obligada y necesaria, que debe preparar a la UE para dar una respuesta coordinada y coherente a los cambios que se producen en nuestro entorno, implementando la democracia y el desarrollo social. Esta propuesta se construye sobre el ‘Partenariado para la democracia y la prosperidad compartida en el sur del Mediterráneo‘ que se adoptó en marzo de 2011, y que ahora se integra en una estrategia que también incluye a la vecindad oriental.

La ayuda de la UE, según remarca la Comunicación, será condicional, y sólo se entregará si se respetan algunos puntos clave como elecciones libres y limpias; libertad de asociación, de reunión, de expresión y de prensa; estado de derecho; independencia judicial o lucha contra la corrupción.

El documento prevé las siguientes cuestiones para la Unión:

  1. Destinar una gran cantidad de ayuda a los socios comprometidos con la democracia
  2. Apoyar el desarrollo económico de manera más efectiva
  3. Reforzar las dos dimensiones de la Política Europa de Vecindad: Vecindad Oriental y el Partenariado para la Democracia y la Prosperidad Compartida antes referido
  4. Desarrollar los instrumentos y mecanismos necesarios para conseguir estos objetivos
La Comisión, además, concreta acciones clave, entre las que destacan las siguientes:
  • Desarrollar una asociación con las sociedades, no sólo con los Gobiernos. Para ello, hay que apoyar decididamente a las organizaciones que se mueven entre la sociedad civil
  • Intensificar la cooperación judicial y policial entre los Estados Miembros, acorde con el Tratado de Lisboa
  • Promocionar el crecimiento sostenible y la creación de empleo
  • Fortalecer los lazos comerciales, mediante áreas de libre comercio
  • Facilitar la movilidad liberalizando visados
  • Profundizar en la integración sectorial a través de, por ejemplo, un mercado único energético en Europa
  • Cooperación más estrecha en áreas críticas como la protección del medio ambiente, cambio climático, información, tecnología de la comunicación, transporte y seguridad

La melodía, como vemos, no suena mal. Democracia, libertades o sociedad civil son algunos de los elementos que la Unión Europea desea ver presentes en sus proximidades. Esto es vital para la seguridad en la propia Unión, por eso condicionar la ayuda al cumplimiento de estos requisitos son buenas noticias, tanto para los europeos como para la población de los Estados vecinos.

Los cambios se precipitan rápidamente. 2011 está siendo un año turbulento lleno de sorpresas, y por eso es importante reafirmar nuestros valores para poder hacer de ellos bandera.

_____

Documentos de interés:

José Ignacio Torreblanca. “Tres olas, muchos desafíos“. El País, 27 de mayo de 2011

About these ads

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

»

  1. […] Consejo da la bienvenida a la revisión de la Política Europea de Vecindad (PEV), que configura la respuesta europea ante los rápidos cambios que se están produciendo al […]

  2. […] “cuanto más sé de la política exterior europea más pesimista soy“. Sobre la Política Europea de Vecindad, añadía, no se debe pensar como un objetivo en sí mismo, sino como una política interna de los […]

  3. […] de cara a los vecinos árabes del sur, se necesita estar más unido que nunca si quiere que la nueva Política Europea de Vecindad (PEV) tenga éxito. Con el conflicto entre Israel y Palestina, afirma, la UE podría demostrar su […]

  4. […] Para España, señala, el Magreb será una prioridad. Por ello, proporcionará “toda la ayuda económica y política necesaria” y se compromete a no vender material militar o antidisturbios a los países que no respeten los derechos humanos. Apoya la reforma de la Unión por el Mediterráneo y la Asociación para la Democracia y la Prosperidad Compartida puesta en marcha por la UE en la última revisión de su política de vecindad. […]

  5. […] es una una de las acciones clave que la UE estableció en la última revisión de la Política Europea de Vecindad (PEV), con la vista puesta en los cambios al sur del Mediterráneo. Para ello, señalaba, “hay que […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s