Por Nika Prislan

Marruecos, como todos los países en el Norte de África, también ha sido alcanzada por la ‘Primavera Árabe’ en los últimos meses. Sin embargo, la manera en la que esta primavera ha llegado a Marruecos ha sido diferente de cómo llegó a Túnez y Egipto, y por lo tanto su desarrollo ha sido distinto al de sus vecinos. Por esa razón, la primavera marroquí da a la UE la oportunidad de ser un socio clave para promover una democratización real del país. De hecho, Marruecos podría ser el país de la ‘Primavera Árabe’ donde la UE mejor y más positivamente lograra actuar. ‘Una oportunidad para las reformas: cómo puede la UE apoyar una evolución democrática en Marruecos’ es la última publicación de ECFR escrita por Susi Dennison, Nicu Popesu y José Ignacio Torreblanca, que habla de las medidas que la UE podría tomar para asegurarse que el país más cercano de la UE en el Norte de África lograra convertirse en una democracia fuerte y estable para sus ciudadanos.

La gran diferencia de Marruecos con sus vecinos es que los manifestantes no quieren derrocar la monarquía; el movimiento del 20 de febrero quiere una reforma democrática donde el Rey ‘reine, pero no gobierne’. Por lo tanto Marruecos no es un estado en una transición post-revolucionaria sino una monarquía autoritaria con potencial para una evolución hacia una democracia constitucional. Sin embargo, si esta transición no culmina de forma satisfactoria hay un potencial grande para los disturbios y la inestabildiad. La situación interna de Marruecos es más drástica que la situación interna de Argelia, Túnez o Egipto. El PIB per cápita es la mitad que el de Túnez, ocupa el puesto 96 (de 120) en el Índice de Pobreza Humana del PNUD y el nivel de analfabetismo es más alto que en Sudán o Ruanda. No obstante, aunque estos datos parecen muy graves, la UE tiene una gran posibilidad para influir en la situación interna y política de Marruecos, en gran parte porque este país tiene una posición privilegiada en la política de vecindad europea, que Marruecos valora mucho (recuérdese también que Marruecos solicitó ser miembro de la UE en 1987).

Por eso el Policy Brief analiza de qué manera la UE debería actuar en su relación con Marruecos para asegurarse de que este vecino europeo se convierta en un ejemplo de los valores europeos de la política exterior de la UE. Primero, los autores recomiendan que la UE presiona a favor de las reformas democráticas a través de la Asociación para la Prosperidad y la Democracia compartida, especialmente hasta el mes de junio cuando está previsto que la comisión constitucional marroquí presente su informe. Segundo, el Policy Brief recomienda que los Estados Miembros de la UE deberían establecer una relación con los jóvenes manifestantes a través de los representantes de la UE en Marruecos o creando un programa de intercambio para los estudiantes marroquíes. Y en tercer lugar, los autores recomiendan que la UE debería ofrecer a Marruecos unas ‘Preferencias Asimétricas de Comercio’ ya que la Asociación de Libre Comercio entre la UE y Marruecos no alcanza a todos los productos que Marruecos exporta a la UE.

Para que la UE pueda apoyar a Marruecos es necesario que España o Francia apoyen activamente esta política. España, por ser el país más cercano de Marruecos, siempre ha tenido una relación muy cercana con este país, principalmente porque Marruecos ha ayudado a frenar inmigración ilegal a España y ha ayudado en la lucha contra el terrorismo yihadista. España, como también Francia, han venido apoyado incondicionalmente a Marruecos ante la UE, lo que ha permitido a este país hacer pocos o ningún avance en relación con el conflicto de Sáhara Occidental o las demandas de democratización. Por eso, es importante que la UE, que podría tener una influencia positiva, actúe de forma cohesionada y promueva las reformas recomendadas, que tendrían un coste relativamente bajo para la UE con beneficios claramente positivos para ambos lados. Frente a las críticas recibidas por su gestión de las revoluciones árabes, Marruecos podría ser el país donde la UE y su política de vecindad fuera alabada por sus éxitos, y no por sus carencias.

Documentos de interés: Torreblanca, José Ignacio, Primavera marroqui, El Pais, 8 de abril 2011

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Un comentario »

  1. […] Consejo Europeo de Relaciones Exteriores ha publicado un ‘policy brief’ recientemente sobre Marruecos, donde se aborda el cambio y las reformas democráticas posibles en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s