Por Marisa Figueroa

Esa es la pregunta de los expertos y analistas de la última edición del BEPA (Bureau of European Policy Advisers) que la Comisión Europea publica mensualmente y donde el director de ECFR Madrid, José Ignacio Torreblanca, y el director de CIDOB, Jordi Vaquer, realizan una contribución. También Financial Times planteaba, hace un par de días, el mismo interrogante en la nota Europe: In need of a lifeline ¿Es la UpM un impedimento para la promoción de un nuevo pensamiento sobre la región?

Jordi Vaquer y José Ignacio Torreblanca inician su comentario diciendo que la UpM ya era materia de una fuerte crítica incluso antes de las revoluciones árabes. A los dos años de su creación, la organización apenas pudo gestionar los rudimentos de su existencia sustancial. Y para el contenido político, los seis proyectos en los que se basaba avanzaron muy poco, debido sobre todo al conflicto palestino israelí. Por eso las revoluciones árabes son consideradas el último fracaso de la UpM. Contrario a la naturaleza técnica y “despolitizada” que inspiró la UpM, el futuro de la política mediterránea de la UE deberá ser altamente político.

En este contexto, las propuestas de revivir la UpM como una reacción a las revoluciones árabes podrían ser prematuras, por no decir la peor opción. Los autores recuerdan que esta organización no es un instrumento de la UE, sino un cuerpo intergubernamental que ha dado a los estados no miembros de la UE igualdad de condiciones en el proceso de toma de decisiones. Por lo tanto, si la UE decide apoyar la reforma política, incluyendo condicionalidad y enfoques diferenciados, algunos de esos estados serán dejados atrás o excluidos.

Al final, comentan los autores, la consideración más importante a tener cuenta será saber si la UpM será un impedimento para desarrollar un nuevo pensamiento innovador sobre lo que está sucediendo en la región. Se sugiere esperar a conocer quiénes serán los nuevos socios democráticos del sur y luego hacerles decidir si la UpM responde a sus necesidades y expectativas.

Los corresponsales de Financial Times en Bruselas, Madrid y París que firman la nota del pasado mes de abril centran la noticia de la UpM como “this big dead elephant in the room”: una institución supuestamente central para la política exterior hacia el sur de Europa que no ha desempeñado ningún papel en la emergencia de las democracias tunecina y egipcia, ni tampoco en los ataques aéreos franceses e ingleses a favor de los civiles libios y las fuerzas rebeldes.

Parece evidente que la UE necesitará instrumentos para la nueva situación en la ribera sur del mediterráneo.

Anuncios

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s