Firma invitada: Lorenzo Marini.

El futuro de Libia, el resultado de la guerra, el camino hacia la democratización. Estos han sido los temas de la discusión “Libia: ¿y ahora qué?”, ​celebrada el 18 de abril en la sala de conferencias del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores en Londres y presentada por nuestro experto Daniel Korski. Frente a una gran audiencia expresaron sus posiciones el contralmirante Christopher J. Parry, ex Director General del Development, Concepts and Doctrine Centre (DCDC), y Guma El-Gamaty, coordinador del Consejo Nacional de Transición en Libia para Reino Unido.

La situación actual en Misrata y el riesgo de represalias militares por parte de las fuerzas leales fueron los temas tocados por Parry. Según él, desde la intervención y para evitar una masacre en Bengasi, la OTAN se ha movido “paso a paso”, careciendo de un plan a largo plazo e incapaz de predecir los movimientos de Gadafi. El almirante hizo hincapié en la necesidad de un plan militar más estructurado y de dotar de más libertad de acción a los ejércitos. Para ello hace falta llevar al extremo el concepto de “todas las medidas necesarias para evitar una masacre” recogido en la resolución ONU. Ante lo inoportuno de utilizar tropas terrestres en Libia, Parry sugirió desplegar fuerzas anfibias en la costa libia, listas para intervenir en el caso que haya que proteger a los civiles de represalias militares.

Guma El-Gamaty se centró en la opinión pública en Libia y en la futura democratización del país, revelando una actitud optimista acerca del resultado de la batalla. “A Gadafi – afirma El-Gamaty– en unas pocas semanas o meses se le acabarán el combustible y los recursos económicos”. Esto supondría una “pérdida de la esperanza” en su facción y por consiguiente a una “desintegración” de la misma. Al mismo tiempo, El-Gamaty reafirmó la necesidad de un mayor apoyo de las potencias occidentales (léase: armas y recursos humanitarios), insistiendo asimismo en la imposibilidad de utilizar tropas de tierra en Libia, para evitar el fortalecimiento de la retórica antiimperialista de Gadafi.

“Si no hay ocupación militar de Libia”, afirmó, “no habrá problemas de asociación de la revolución con el poder occidental, pues Libia es cultural e históricamente cercana al Mediterráneo y Europa”. Y si el Consejo Nacional de Transición “no se creó en una situación ideal, sino más bien de emergencia”, la futura democracia de Libia será lo más inclusiva posible, hasta con los funcionarios del gobierno de Gaddafi “cuyas manos no estén manchadas de sangre” y se fundará en una Constitución que sirva de base para una nueva unidad nacional.

También se trataron los temas del apoyo internacional (la actitud de la Liga Árabe , generalmente favorable a la revolución, y la decepción de los rebeldes hacia Turquía), y del retorno a la extracción y exportación de petróleo en el este de Libia.

El final de la sesión dejó a la sala con una sensación de optimismo acerca de las ambiciones democráticas de los revolucionarios, pero también en alerta ante una posible reacción del régimen de Gadafi y una pérdida de impulso de la revolución.

En la sección de noticias de ECFR pueden encontrar más información y fotos sobre el encuentro.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s