Por Javier García Toni

El Banco Mundial ha publicado el Informe sobre el Desarrollo Mundial 2011, titulado ‘Conflicto, seguridad y desarrollo’ (disponible aquí la versión en castellano). El principal aspecto que se trata es el devastador efecto que tiene la violencia sobre las perspectivas de crecimiento de un país o región. Alrededor de 1.500 millones de personas viven en países afectados por conflictos y ciclos de violencia política o criminal, y tienen el doble de probabilidades de terminar sumidos en la pobreza.

Ninguno de estos Estados, los llamados ‘Estados frágiles‘ (aquellos que han vivido recientemente, viven actualmente o tiene un alto riesgo de vivir próximamente un conflicto armado), han logrado conseguir ni uno solo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Martin Wolf señala hoy en su columna de Financial Times titulada ‘Remove the scourge of conflict’ siete mensajes clave que lanza este informe del Banco Mundial.

  1. El impacto directa de la guerra (incluyendo la guerra civil) está decayendo.
  2. La violencia está mutando, pero no desapareciendo. Los que la ejercen son terroristas, insurrectos, criminales o una combinación de las tres. En lugares tan dispares como Afganistán, Pakistán, Mali, Papúa Nueva Guinea, El Salvador, Kenia, Tayikistán, Filipinas, los Balcanes o Irlanda del Norte; los conflictos han incluido insurrección, lucha interétnica o intergrupal, crimen organizado o lucha ideológica.
  3. Los conflictos desbordan las fronteras nacionales, lo que tiene efectos devastadores sobre la población (sirva como ejemplo la República Democrática del Congo). El Norte sigue vendiendo armas al Sur, motivando y agravando la violencia. Los países ricos en recursos naturales (RDC, de nuevo como ejemplo) tienen mucha más probabilidades de sufrir una guerra civil. El tráfico de personas, así como la circulación ilegal de drogas o armas son el lado sórdido de la globalización.
  4. La violencia tiene causas complejas, que incluyen tanto lo doméstico como lo internacional. El aspecto clave es la falta de instituciones que legítimas que provean a la ciudadanía de empleo, justicia y seguridad.
  5. Cuando la violencia se queda enquistada o incrustada en un lugar, es muy difícil de erradicar. Más del 90% de las guerras civiles en el decenio de 2000 ocurrieron en países que ya habían tenido otra guerra civil en los anteriores 30 años.
  6. La violencia es muy costosa. Operaciones como la que desarrolla en el Cuerno de África contra la piratería cuestan cerca de 2.000 millones de dólares anuales. Además, el 35% de los latinoamericanos, el 30% de los africanos y el 27% de los europeos del este ven en la violencia el mayor desafío para los negocios.
  7. Son los hombres los que, en general, cometen la mayoría de los asesinatos, mientras que son las mujeres las que, en general, sufren violencia sexual. Las consecuencias para los niños son terribles y son los principales afectados por las consecuencias de la violencia a largo plazo.
El informe sugiere cuatro vías de adaptación de la asistencia internacional para hacer frente a estos retos:
  • Vía 1: Invertir en prevención mediante el fomento de la confianza, seguridad ciudadana, justicia y empleo
  • Vía 2: Reforma de procedimientos de organismos internacionales en materia de gestión de riesgos y resultado
  • Vía 3: Tomar medidas a nivel regional y mundial para hacer frente a las tensiones externas
  • Vía 4: Movilización de la experiencia y los recursos combinados de países de ingreso bajo, mediano y alto para hacer frente a la violencia
Además, el Banco Mundial cinco lecciones que se pueden extraer de los casos de transiciones exitosas, que deben servir a modo de ejemplo:
  • El Estado por sí solo no es suficiente, sino que son necesarias coaliciones ‘suficientemente inclusivas’, a nivel nacional y local, para crear el mayor consenso posible
  • Intervención temprana con el fin de reformar las instituciones responsables de la seguridad ciudadana, la justicia y el empleo. Las elecciones no sustituyen a las instituciones democráticas, cuya creación lleva mucho más tiempo
  • Enfoques pragmáticos y realistas, adaptados al contexto político local y no basados en una exportación del modelo occidental
  • La transición se ha desarrollado en diferentes etapas, no en un sólo momento
  • Transformar instituciones y el entramado público es un proceso lento. Históricamente, ningún país ha transformado sus instituciones en menos de una generación; las reformas han llevado de 15 a 30 años.
Recomiendo también el post de Nigel Roberts, codirector del Banco Mundial, titulado ‘What I learned from de WDR’.
La violencia es casi una garantía de subdesarrollo para todos estos Estados. Es importante tener en cuenta las conclusiones de este informe para dejar de mirar hacia otro lado, como venimos haciendo desde hace ya demasiado tiempo.
About these ads

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s