Por Pablo Colomer

cartillaescolar3.jpg

La aprobación del Tratado de Lisboa auguraba las mejores noticias para la política exterior de la Unión Europea. Por primera vez, la UE disponía de las herramientas adecuadas para desarrollar una política exterior coherente y efectiva. 2010 era el año señalado para el nacimiento de una verdadera diplomacia europea. Finalmente, ha terminado siendo el año en que dicha diplomacia ha quedado relegada a los márgenes de la acción política, desplazada por los problemas que atraviesa la zona euro, una crisis existencial que ha dejado poco espacio para aventuras exteriores. El Scorecard 2010 de ECFR es la constatación de esta cruda realidad. En política exterior, la UE necesita mejorar.

El Scorecard 2010 de ECFR es la evaluación del desempeño europeo a la hora de perseguir sus intereses y promover sus valores en el escenario internacional. Se basa en una investigación exhaustiva realizada en los 27 Estados miembros de la UE sobre seis grandes áreas: relaciones con China, Rusia, Estados Unidos y la vecindad europea, y gestión de crisis y cuestiones multilaterales. A la hora de evaluar la actuación de la UE en cada una de estas áreas, ECFR planteó tres sencillas preguntas a los evaluadores (un amplio grupo de expertos): primera, ¿estaban los europeos unidos? Segunda, ¿pusieron toda la carne en el asador? Y tercera, ¿consiguieron lo que querían?

¿Dónde ha sacado la Unión Europea mejor nota? En una de sus especialidades, las cuestiones multilaterales: notable. En la gestión de crisis y las relaciones con Rusia y Estados Unidos, la UE obtiene tres aprobados. ¿Y los suspensos? Las relaciones con China y la vecindad europea. En total, un notable, tres aprobados y dos suspensos. No es desde luego la hoja de un alumno brillante en la escuela global. La UE, en efecto, necesita mejorar. La buena noticia es que el nuevo curso de 2011 marcha repleto de desafíos donde la UE puede, y debería, lucirse.

Actuación de España

¿Cuál ha sido el papel de España en los éxitos y fracasos de la política exterior europea? La actuación española ha estado marcada por luces y sombras. Un ejemplo: en el caso de la vecindad europea, España es uno de los países que apoya a la expansión de la Unión en los Balcanes, aunque su reticencia a reconocer Kosovo ha dañado la política exterior de la UE en la región. En cuestión de liderazgo, otro ejemplo, España impulsó las negociaciones para el ingreso de Turquía, aprovechando la presidencia española de la UE durante el primer semestre de 2010, pero es percibida como un país que muestra poco interés en temas de derechos humanos en Rusia.

Para más información, visite el espacio en nuestra web haciendo clic aquí.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s