Por Marisa Figueroa

Asistí la semana pasada a la presentación de la primera edición del Índice Elcano de Presencia Global (IEPG), una nueva herramienta que pretende medir la presencia internacional de las primeras 54 economías mundiales en los terrenos económico, militar, científico, social y cultural. El reto del estudio ha sido ordenar e integrar por primera vez los datos sobre la proyección y posicionamiento internacional de los países ya que, hasta la actualidad, ninguna organización internacional ni think tank publica algo parecido. ¿Cómo aparece Europa en este índice? ¿Y está España entre los primeros?

Según el IEPG Estados Unidos se confirma como la superpotencia global con una clara ventaja sobre sus seguidores: frente al puntaje de 1000 que se le adjudica a la potencia americana, el segundo puesto es para Alemania (387 puntos), seguido de Francia (334 puntos), Reino Unido (329 puntos) y China (291 puntos). La información que confirma esta  ventaja sobre los demás es la referida a la superioridad militar y la gran influencia de Estados Unidos en la difusión cultural y científica. Sin embargo, los flujos económicos, humanos y de cooperación al desarrollo también son promovidos por otros países.

Como puede apreciarse, los países europeos siguen muy bien posicionados en casi todas las dimensiones y lo que ayuda a explicarlo son los elevados índices de desarrollo de estos estados. Los niveles de PIB y la alta conexión entre estos países y el resto del mundo explicarían esta realidad. Según los coordinadores del proyecto e investigadores del Real Instituto Elcano, Iliana Olivié e Ignacio Molina, la aparición y comparación constante que hacemos del declive de Europa junto a la aparición de los BRIC no tendría demasiada proyección ya que los datos demuestran que, por ejemplo, Austria atrae más inmigrantes que Brasil y Luxemburgo despliega tropas en el exterior como China. Lo importante aquí es que se demostraría que la globalización es básicamente occidental pero hay dimensiones – como la comercial o tecnológica- que también empieza a ser protagonizada por otras regiones. Y, obviamente, el caso más claro es el de China.

En relación a España, que ocupa el noveno puesto en el ranking, el índice afirma que la expansión y proyección sostenida desarrollada ha sido constante en las últimas dos décadas. No obstante ello, se hace la salvedad de que esta tendencia puede cambiarse si se demuestra el fuerte impacto que la crisis financiera está teniendo en el país y si se cumple la idea de que los países emergentes desplazarán a España de algunas posiciones alcanzadas. El informe llama la atención de los débiles datos españoles sobre la internacionalización tecnológica y el sistema educativo.

Resulta interesante destacar el potencial explicativo de este índice, su utilidad para realizar valoraciones de política exterior, identificar los principales campos y analizar las tendencias globales. Y juzgar si la acción diplomática de los países están aprovechando sus posiciones.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s