Por Marisa Figueroa

Pareciera que las críticas se las están llevando Obama por ser demasiado débil, Alemania por quedarse fuera del club europeo, incluso Turquía también porque pone trabas en la OTAN. Y luego está la “difícil” situación de Berlusconi que se ha solidarizado con Gadafi y no con el pueblo libio y la abstención de Rusia en el Consejo de Seguridad. ¿Qué queda para el resto de gobernantes europeos?

Merkel y su errónea política exterior

Esta semana se ha criticado mucho dentro y fuera de Alemania las consecuencias negativas de la decisión de Merkel y Westerwelle sobre la abstención a una intervención aliada en Libia. La columna del ex vicecanciller alemán durante 1998-2005, Joschka Fischer, tira a matar y la tilda directamente de un “error escandaloso”. Resaltan sus críticas a “el consiguiente daño para Alemania y su posicionamiento internacional que veremos en el futuro: Alemania nunca ha estado más aislada que ahora. El país ha perdido su credibilidad con las Naciones Unidas y en Oriente Medio; su reclamo de una silla permanente en el Consejo de Seguridad ha sido tirado a la basura y, lo más lamentable, debemos temer lo peor para Europa”. Luego critica abiertamente el vacío de contenido del multilateralismo vocal que Merkel ha promovido y, lo más duro, “la evidencia  de una Alemania que está solidificándose en su propio provincialismo”.

Ulrike Guerót, coordinadora del proyecto Germany in Europe del ECFR, publicó ayer su post y lo califica de “Una pena. Una farsa. Cobardía. Aislacionismo”. Dice que el país germano ha perdido credibilidad, ha dado un duro golpe a las relaciones transatlánticas alemanas y ha afectado la política exterior europea así como la amistad franco-alemana. Definitivamente Merkel y su ministro carecen –dice- de una visión de la política exterior alemana y no han demostrado tener un plan con principios ni una política más amplia hacia el conflicto. Recuerda también la declaración de Merkel de 2003 (publicada el 20 de Frebrero en el Washington Post) cuando criticó a Schröeder por su NO a la guerra de Irak reclamando que priorizaba intereses electorales a las relaciones transatlánticas. También resalta que, al parecer, buena parte del stablishment diplomático alemán ve el error y teme por los efectos a largo plazo de esta decisión. La otra lectura (pero muy pesimista) es que se podría entender  todo lo que ha sucedido si Alemania busca realmente convertirse en una Suiza que esté solamente interesada en los lazos comerciales, como hacen otros países BRIC, en cuyo caso las compañías de Rusia y China serían muy buenas para sus intereses.

Sarkozy pasará a la historia

Lluis Bassets opinaba ayer en El País que las medidas y acciones que ha promovido Sarkozy con el conflicto en Libia han tenido el efecto de la reivindicación de Francia. Lo dice así porque Sarkozy ha tomado tres decisiones a espaldas de las instituciones europeas y sin consultar a sus socios: reconocer al Consejo Nacional libio, crear una comisión de voluntarios en Eliseo tras la resolución 1973 y lanzar un ataque aéreo por su cuenta. Habla del orgullo francés que todo esto produce en la opinión pública y cómo está recuperándose el presidente francés en los sondeos ante el avance de Le Pen.

Zapatero y la responsabilidad de intervenir

El director de la oficina de ECFR en Madrid, José Ignacio Torreblanca, ha publicado hoy su columna destacando la importancia de la decisión y responsabilidad del gobierno español en intervenir en Libia. Y, más aún, considerando que no sabemos nada de cómo acabará la operación militar y asumiendo costes y consecuencias por ello.

Como dice Joschka Fischer, Alemania ha perdida una gran oportunidad de tomar la responsabilidad de pensar en elecciones estratégicas duras, aún cuando sean impopulares en lectura política interna. Si esa visión se traslada a España con unas elecciones autonómicas muy pronto, lo que está sucediendo en Portugal y un crucial pacto por el euro, el gobierno español podría haber tenido muchas excusas para mantenerse al margen.

Anuncios

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s