Por Nika Prislan

Recientemente ECFR, con la colaboración de Asia Centre, ha publicado su tercer ‘China Analysis‘, titulado China’s sea power, reaching out to the blue Waters (La potencia naval de China, alcanzando alta mar), editado por François Godement, investigador principal de ECFR. La última publicación de la serie de ‘China Analysis’, que publica sobre medios y debates internos en China sobre temas actuales, se ha dedicado esta vez a analizar lo que están diciendo políticos, académicos y otros medios chinos sobre la potencia naval del gigante asiático, cómo se está desarrollando actualmente y qué estrategia está adoptando el país para asegurar sus intereses en los mares que lo rodean.

El análisis está dividido en cuatro partes: el papel de la marina china en el Océano Índico (escrito por Mathieu Duchatel), las perspectivas de dicha marina en 2020 (escrito por Alexandre Sheldon-Duplaix), la descripción del dilema sobre el estrecho de Malaca y el despliegue de Varyag (escrito por Mathieu Duchatel) y el desarrollo de los portaaviones chinos (escrito por Alexandre Sheldon-Duplaix). El estudio comienza diciendo que Libia es ahora un buen ejemplo que ilustra por qué China necesita una política de seguridad. Godement dice que una gran presencia económica o humana necesita, además, que la marina deba garantizar la seguridad de los emigrantes de China en Libia (alrededor de 38,000). El análisis también comenta cómo China y Europa están empezando a elegir caminos diferentes: Europa gasta menos en la armada y en seguridad militar, mientras que China está gastando más y más en el desarrollo de un ejército avanzado y una armada que pueda competir con la de cualquier potencia.

El desarrollo de la marina para China es importante por una razón principal: puede proveer seguridad militar en el Océano Indico por el que pasa la mayoría de su petróleo. China también tiene miedo de que India pueda ponerle en una posición vulnerable, debido a los desacuerdos que se pudieran producir entre ellos en alta mar si las relaciones se deterioraran. El gobierno chino también está desarrollando su armada para que en 2020 China sea una potencia regional en el mar. Para China este objetivo es crucial por la situación del estrecho de Malaca, a través del cual pasa el 80% del petróleo que consume. Si el estrecho de Malaca estuviera cortado y el suministro de petróleo interrumpido, China sufriría una gran crisis energética, que significaría tener que prepararse para una situación de emergencia.

Asimismo, para tener una marina capaz China está intentando desarrollar sus propios portaaviones. Hasta ahora sólo tiene uno que compró a Ucrania en 1997, pero su reposición está resultando sorprendente. La estrategia militar china y el desarrollo de la tecnología militar en este país ya está generando muchas preocupaciones entre sus vecinos y también en Occidente: ¿y si el aumento y desarrollo del ejército chino en el futuro rompiera la paz internacional?

Otras publicaciones de China Analysis:

1) Geopolitics on Chinese Terms

2) Redbacks for Greenbacks: internationalising the renminbi

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s