Por Nika Prislan

El 25 de Febrero 2011 Catherine Ashton pronunció un discurso en Budapest bajo el titulo ‘Un mundo construido de cooperación, soberanía, democracia y estabilidad.’ El discurso muestra la visión del SEAE acerca de la política exterior de la UE. Del título podemos sacar dos palabras cuestionables: soberanía y estabilidad. ¿Soberanía para que? ¿Estabilidad de quienes? Sea como sea, parece que Ashton quiere inyectar una dosis de pragmatismo en la política exterior de la UE que puede ser un desarrollo interesante. También parece que quiere dejar que la política exterior de la UE se desarrolle a su aire, lo que en la mayoría de ocasiones significará que los 27 Estados miembros de la UE irán por el camino que les apetezca.

Ashton empieza su discurso diciendo que quiere ver que el mundo adopte cuatro principios: cooperación, soberanía, democracia y estabilidad y sigue con la teoría de ‘la curva de J.’ Sin embargo, a través del discurso, saltan a la vista algunas frases interesantes. Primero dice que no podemos forzar a ningún país para que eliga ser una democracia como no podemos decir al sol que brille y al césped que crezca y que nuestro papel debería ser sólo el de apoyar a los países que deciden que quieren ser democracias por sí mismos. Teniendo en cuenta que más de la mitad de los países del mundo son considerados parcialmente libres o no libres según Freedom House, ¿quiere decir Ashton que no deberíamos promover la democracia? Continúa diciendo que es difícil decidir cuándo aislar a los países con problemas, dando como ejemplo el Norte de África. Eso es cierto en muchos casos pero si pensamos en Libia, ¿de verdad es tan difícil decidir cuando aislar a un país?

A finales de su discurso Ashton dice que la UE tiene la incapacidad de mostrar su peso en la escena internacional y que su influencia fluye de su desinterés en apoyar a la democracia, al desarrollo y al Estado de Derecho (¨The strength of the EU lies, paradoxically, in its inability to throw its weight around. Its influence flows from the fact that it is disinterested in its support for democracy, development and the rule of law.¨) El uso de la palabra ‘desinterés’ en esta frase resulta muy curioso: ¿quiere decir que la UE no esta interesada en promover sus valores y no quiere usar su poder blando en asuntos internacionales que están relacionados con la democracia, el desarrollo y el Estado de Derecho; o quiere decir que la influencia de la UE es un efecto secundario en el que la UE no esta principalmente interesada? Lo que parece evidente es que la UE tiene que encontrar un equilibrio entre el poder blando y el duro para promover los valores escritos en el Artículo 21 del Tratado de Lisboa y defender los intereses de todos los estados miembros de la UE.

Documentos de interés:

Don´t just speak with one voice: Act! José Ignacio Torreblanca. ECFR, 1 de Febrero de 2011.

Anuncios

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Un comentario »

  1. Fernando dice:

    Algunos de estos principios ya han sido citado en otros artículos y discursos previos, como el concepto de “democracia profunda”, que supongo que significa lo que llamamos en ciencia política “democracia sustantiva”.

    La teoría de la curva “J” es, como la teoría de Fukuyama sobre el fin de la historia, ciertamente hegeliana y determinista. La realidad es que el desarrollo político de los estados adopta la forma de multitud de letras del abecedario.

    Por otra parte si la UE no puede promover activamente la democracia ¿Para qué queremos una política exterior? La política es el arte de cambiar las cosas ¿No es el artículo sino una justificación de la incapacidad de la UE por actuar en la actual crisis/revolución en el mundo árabe? Hasta el momento la respuesta europea parece calcada a la desafortunada actuación durante la guerra de los Balcanes a principios de los noventa.

    También es interesante constatar que no se cita uno de los principios fundamentales de la acción exterior europea: la ayuda al desarrollo (y el comercio), y que menciona algo sobre partenariados postimperiales en una epoca postimperial cuando la UE (que es de lo que hablamos) nunca ha sido imperial.

    En fin, el discurso parece muy postmoderno, es decir confuso. Citar a la soberanía como principio es ciertamente curioso cuando el futuro inmediato de países como Grecia, Portugal o España está últimamente dejado de las mano de agencias de notación como Moody’s. A ver si el Consejo Europeo ponen un poco de orden de una vez por todas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s