Entrevista con Ulrike Guérot, directora de la oficina de ECFR en Berlín e investigadora principal.

¿Qué quiere Alemania? ¿Quiere simplemente salvar el euro o profundizar en una mayor Unión Económica y Monetaria? Visto desde España, Alemania ofrece estabilidad a cambio de reformas nacionales, pero no está del todo claro cuáles son los objetivos finales.

Yo diría sin lugar a dudas que Alemania quiere salvar el euro, pero lo que no está claro a día de hoy es qué significa esto y cuán lejos iría Alemania a la hora de apuntalar el sistema de la eurozona. Ha habido progreso en relación al Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM), pero no habrá seguro un Fondo Monetario Europeo propiamente dicho ni los eurobonos que algunos demandan. La cuestión de cómo organizar la inevitable transferencia fiscal si hay que reestructurar o renegociar la deuda griega no tiene aún respuesta y tengo la impresión de que el gobierno quiere ganar tiempo. Sin embargo, el Consejo Europeo de marzo se aproxima y el paquete de posibles soluciones se reduce, si tenemos en cuenta que Francia entra en campaña electoral después del verano. Lo que no se haga en marzo o junio puede que no se haga de ninguna manera después… Quizá  es por esto por lo que el primer ministro griego George Papandreu visita ahora Berlín en un viaje de 24 horas. Podríamos tener sorpresas pronto.

¿Es la canciller Angela Merkel una rehén del sentimiento antieuropeo en Alemania?  ¿Cuán importantes son los factores nacionales a la hora de definir sus políticas? ¿Son una coartada para una Merkel euroescéptica o un elemento genuino que limita su comportamiento?

Yo creo que Merkel no es una prisionera, aunque por supuesto la política nacional es, como en cualquier otro país, muy importante. La Unión Demócrata Cristina (CDU) tiene que digerir una importante derrota en las pasadas elecciones de Hamburgo. El problema es que sólo tres días después del Consejo Europeo del 24 de marzo habrá elecciones en Baden-Württemberg, que para la CDU son mucho más importantes que las de Hamburgo, y donde las encuestas de opinión son muy desfavorables. Esto reduce drásticamente el margen de maniobra de Merkel en el Consejo de Bruselas. Se parece un poco a lo que sucedió el año pasado con las elecciones de Renania del Norte-Westfalia. Además, sus compañeros de coalición, el Partido Liberal (FDP), flirtea con el camino del euro-populismo, mostrándose hostil desde un principio al Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera (EFSF), y oponiéndose a una solución para la gestión de la deuda en la eurozona a nivel supranacional. Esto a su vez ata aún más las manos de Merkel.

¿Cómo ve Alemania a España? ¿Tiene España una mala imagen debido a la cuestión del déficit, etcétera? Y al contrario, ¿se percibe en Alemania un sentimiento antigermánico por parte de España?

La imagen de España después de todo no es tan mala en Alemania, además los ánimos se han calmado. Está la opinión generalizada de que España ‘estuvo de fiesta’ y no aprovechó los bajos tipos de interés (que básicamente no merecía) para llevar a cabo reformas estructurales (que debería haber hecho), y que la crisis de las hipotecas basura podía haber sido evitada si las autoridades regionales y locales hubieran estado más alerta. Pero también se admite que la carga de la deuda y la situación general de España es diferente de la de Grecia, por lo que no ha habido una campaña peyorativa y sensacionalista contra España como la hubo contra Grecia el año pasado. La gente ha percibido que España ha puesto en marcha planes de austeridad y reformas de las pensiones y del mercado laboral, vistas todas como positivas. En general, la situación en España no se considera dramática bajo ninguna circunstancia. El tono se parece más al siguiente: “España tuvo sus buenos años en el pasado y ahora le toca el turno a Alemania”. Los desequilibrios comerciales dentro de Europa, los flujos estructurales dentro de la Unión Monetaria y Económica y las consiguientes asimetrías se pasan normalmente por alto en Alemania. La mayoría de los alemanes están convencidos de que su país ha hecho lo correcto en Europa y, por consiguiente, esa mayoría no percibe el creciente sentimiento antigermánico que recorre la Unión Europea, no sólo en España.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s