Por Javier García Toni

Gema Martín, directora de la Casa Árabe y profesora en la Universidad Autónoma de Madrid, nos concedió la semana pasada una entrevista en relación con la ola de cambio que se vive en el mundo árabe. Esta entrevista se incluye dentro de la serie de podcasts de ECFR, donde se tiene la oportunidad de escuchar la opinión y el análisis de expertos e investigadores en el ámbito internacional.

Como experta en el mundo árabe, ofreció una visión argumentada muy interesante sobre la situación que se vive al sur del Mediterráneo. Sostiene que estos cambios son los más importantes desde la independencia: “Estas sociedades estaban perfectamente preparadas para ejercer como ciudadanos”. El problema, cuenta, es la enorme ignorancia que se tiene sobre estas sociedades. Y esto atañe a temas como el papel de las mujeres en los acontecimientos. Para Gema, “las mujeres, con o sin velo, han tenido un papel enormemente activo. Han logrado modificar su papel, tomando la esfera pública, cambiando pautas de comportamiento respecto a los hombres y los modelos de familia. Están minando el patriarcado. El hecho de que se descubra con sorpresa aquí es un problema de aquí, no de allí”. Las revueltas, además, son muy simbólicas para derribar los “argumentos falaces” que sostenían dictaduras y regímenes opresivos porque los árabes no estaban preparados para la democracia.

“No han sido revueltas del hambre, de los pobres, sino todo lo contrario. Es profundamente político”, dice. Con respecto al fantasma del peligro islamista, su postura es clara: “Quienes han advertido del peligro islamista no tienen ningún interés en que arraigue la democracia en estos países. Les da pánico el cambio y la ruptura”. Estos movimientos, por otro lado, “son el mejor repelente para terminar con los grupos radicales islamistas. La verdadera receta es la democracia y el estado de derecho”. Sobre el principal temor occidental, ¿qué pasa con el papel de partidos como los Hermanos Musulmanes en Egipto?, Gema opina que no deben ser considerados una amenaza sino una oportunidad: “Los partidos como los Hermanos Musulmanes no tienen nada que ver con el islamismo radical. Ofrecen la posibilidad de integrar democráticamente a los sectores sociales que representa su ideología. Eso es el modelo democrático”. En unas posibles elecciones “tendrán un porcentaje de votos, pero no van a arrasar en las urnas. Ésa no es la realidad social”. Y, claro está, “la exclusión de esas fuerzas favorecería la marginación del proceso democrático y las frustraciones políticas. Esos partidos islamistas son perfectamente homologables al modelo democrático además de ser un arma para luchar contra el islamismo”.

Como conclusión, para Gema, “las transiciones van a ser frágiles y complejas, pero no es una excepcionalidad. Nosotros, en España, lo hemos vivido. Esos riesgos merecen la pena. Son ciudadanos exactamente igual que nosotros y merecen los mismos derechos, tienen derecho a afrontar su propio proceso”. Respecto a la ayuda del exterior, piensa que será bienvenida. “Estos movimientos han sido totalmente autóctonos, internos. El discurso de la injerencia no se da en este caso. No ha venido de ningún actor de fuera, no hay sospecha de manipulación. Por eso, la ayuda y apoyo del exterior será percibido positivamente”. Respecto a la posición europea, destaca que por fin el apoyo económico puede apoyar decididamente procesos democráticos. Por eso pide revisar la política de vecindad.

En ese sentido Javier Solana, miembro del Consejo de ECFR, habló para El País el pasado sábado 19 de febrero. En la más que recomendable entrevista, Solana hace balance sobre el papel de Europa en esta crisis: “Estoy frustrado con nuestra respuesta. Estos días no se podía hacer mucho más, pero debería haberse hablado más y acompañado mejor. Ha sido difícil en todos los sitios. Obama ha hecho equilibrios extraordinarios dentro de su propio Gobierno, pero ha marcado él la línea y, sin duda, la ha marcado bien. Ha tenido una postura clara, un sí sonoro. “Tenéis derecho, os apoyamos”, ha dicho. España tiene una gran responsabilidad, debería actuar como catalizador en el seno de la UE”

Ayer, lunes 21 de febrero, hubo Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores en Bruselas. En sus conclusiones no se menciona nada más que una condena a la violencia del régimen libio. Ni sanciones, ni medidas de presión ni nada más que los llamamientos de turno al fin de la violencia y protección de la población civil.

¿Qué va a hacer la UE para ser tomada en serio? Como dice Gema Martín, “la democracia en los países árabes significa que van a ser países soberanos, no títeres. Pueden ser buenos aliados, pero en régimen de reciprocidad”.

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s