Por Javier García Toni

El pasado viernes 4 de febrero asistí a un seminario organizado por el Real Instituto Elcano sobre ‘Estados frágiles y desafíos del post-conflicto en África’.

Lo más interesante, desde mi punto de vista, fue el turno de intervención. La crítica fue prácticamente unánime. ¿Quién ha definido lo que es un Estado frágil? ¿No se debería hablar de Estados ‘fragilizados’? ¿Qué significa institucionalizar y fortalecer el Estado? ¿Queremos un Gobierno sólido que sirva de interlocutor para poder seguir explotando la riqueza natural? ¿Cómo podemos exigir que el Estado cobre impuestos a una población que no ve ningún beneficio estatal en su vida diaria? ¿Qué pasa con la corrupción? En general, la percepción del público fue estar escuchando un discurso académico completamente ajeno a la realidad africana. Como dijo una persona a los ponentes, “ustedes ponen catogorías de despacho”. Tras horas de frases vacías, con el denominador común en las expresiones ‘crear mecanismos’ o ‘procesos de estabilización’; no llegamos a nada concreto. Ahora bien, ¿qué dijeron los ponentes?

James Putzel, de la London School of Economics, el primero en intervenir, puso en duda la definición de ‘fragilidad’ aplicada a este ámbito. Desde su punto de vista tenemos que distinguir no sólo entre Estados frágiles y fallidos, sino también , dentro de los frágiles, entre Estados frágiles y Estados ‘resistentes’. Control efectivo del territorio y mantener el monopolio de la violencia son algunas de las diferencias. Él ponía, como ejemplo de Estado ‘resistente’, a Tanzania o a Zambia, frente a Uganda o la República Democrática del Congo, frágiles pero no resistentes. Son a los primeros, decía, a los que hay que tomar como modelos para el futuro de África.

No aclaró, tras una intervención del público, en qué lugar colocaría a regímenes dictatoriales tan brutales como Guinea Ecuatorial, que encaja perfectamente en la definición de Estado resistente.

A continuación, Christopher Cramer, de la Universidad de Londres (School of Oriental and African Studies), insistió en el nexo que une a la seguridad y al desarrollo en estos Estados, así como de la necesidad de institucionalizarlos y fortalecerlos.

El último ponente fue Asbjorn Wee, de Red Internacional de Conflicto y Fragilidad de la OCDE. Su intervención giró en torno a la arquitectura de la ayuda internacional para este tipo de Estados.

África necesita solucionar sus problemas estructurales. Los despachos occidentales no van a empezar ahora a ser la solución cuando no lo han sido nunca.

 

Acerca de El Blog de ECFR Madrid

Oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), el primer think tank paneuropeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s